Gastronomía

Prepárate para Semana Santa conociendo estas tradiciones culinarias

Marco Herrera

Foto: BigStock

Martes 7 de abril de 2020

3 minutos

La gastronomía española se vuelve especialmente rica en determinadas celebraciones como Semana Santa

Prepárate para Semana Santa conociendo estas recetas

Con la Semana Santa llegan todo tipo de costumbres, desde las que van más unidas a la fe hasta otras que conllevan tradiciones vinculadas a la gastronomía. En España, muchas zonas tienen sus propios platos típicos para esta fecha tan señalada, que forman parte de la riqueza gastronómica de nuestro país. Estas son algunas de las recetas para Semana Santa más populares.

Patatas viudas a la riojana

Es uno de los platos más típicos de Semana Santa sobre todo en la zona norte. Se llaman ‘viudas’ por la ausencia de carne, y se elaboran como unas patatas a la riojana normales. Los ingredientes necesarios son 1 kilo de patatas, medio pimiento y media cebolla, dos dientes de ajo, pimentón, aceite, sal y una hoja de laurel. La elaboración es muy sencilla: se trocean las patatas cascándolas, es decir, dejando que la rotura final de cada trozo sea a mano; se pica la cebolla, el pimiento y el ajo y se doran en una cazuela.

Cuando estén algo hechas, se añaden las patatas y se rehogan. Se añade el pimentón y la sal y se cubren con agua dejándolas cocer aproximadamente unos 40 minutos, con una hoja de laurel para que le de algo más de sabor. Una vez listas se añade un poco más de pimentón y un chorrito de aceite de oliva antes de servir. Es un plato típico de Semana Santa porque resulta muy económico y ligero, pero aporta también ingredientes muy saciantes.

Patatas Hasselback

Torrijas

Esta es una de las recetas más fáciles para hacer en Cuaresma y Semana Santa y es casi de obligado cumplimiento. Tradicionalmente, las torrijas se preparaban con pan duro y es importante seguir la tradición para disfrutar del máximo sabor y textura de esta torrija. Hoy día, la realidad es que se puede encontrar con que el mercado ha explotado este plato típico y ha creado panes especiales para torrijas.

Otro aspecto estupendo de esta receta es que se necesitan poquísimos ingredientes para poder prepararlas, pues sólo es pan, leche, canela y azúcar. Eso sí, luego hay más opciones para preparar unas ricas torrijas como añadir un poco de naranja, chocolate, vino, crema pastelera o flamear la torrija.

Potaje de vigilia

Lo que antiguamente fuera una obligación religiosa (comer con vigilia los viernes de cuaresma si se había adquirido la bula de carne) hoy es un placer que gana espacio durante la Semana Santa. La receta tradicional del potaje de vigilia se basa en ingredientes disponibles en las despensas de una casa: legumbres, verduras y, cómo no, bacalao. A partir de ahí las recetas varían según quien la prepare, pudiendo usar garbanzos (la opción más tradicional), alubias o hasta lentejas como legumbres y espinaca, acelga, grelos o berza, entre otras opciones, como verduras.

Buñuelos de viento

Otro de los postres más típicos de la Semana Santa son los buñuelos de viento. Este dulce se puede degustar durante todo el año pero es especialmente frecuente en esta época. Uno de sus puntos fuertes es que lleva ingredientes que se suelen tener en casa para elaborar postres: harina, agua, aceite, leche, azúcar, levadura, huevos, una pizca de sal y mantequilla.

Se mezcla primero la harina con la levadura mientras en una olla se pone a hervir un cuarto de litro de agua con la mantequilla, la corteza de un limón y sal. Se agrega la harina y se obtiene una masa espesa que se pone a reposar fuera del fuego cinco minutos. A continuación, se añaden cuatro huevos, de uno en uno, mezclando toda la masa de cada vez. Ya solamente queda hacer bolitas de masa y freírlas en abundante aceite caliente. Al igual que con las torrijas, los buñuelos se colocan sobre papel absorbente y se pasan por azúcar antes de que se enfríen. En algunos lugares es habitual rellenarlos de nata o de crema pastelera pero solos también están deliciosos.

¿Dónde comprar los mejores buñuelos y huesos de santo para cumplir con la tradición de los difuntos?

Leche frita

Este tradicional plato sigue la línea de las torrijas, aunque el ingrediente principal cambia. En muchos puntos del país se disfruta de esta receta en la que se cuece la leche junto a ralladura de limón, canela y vainilla (en algunos lugares solo lo hacen con azúcar), una vez enfriada esta mezcla se corta, se reboza y se fríe. Lo bueno que tiene la leche frita es que se puede aderezar. Con el limón, la canela y la vainilla se consiguen sabores y aromas muy sensacionales, pero también se puede optar por versiones con agua de azahar o coulis de frambuesas.

Pestiños

Los pestiños no requieren de muchos ingredientes, pues sólo se van a necesitar harina, vino blanco, ajonjolí, canela, limón o naranja, aceite y sal. Lo primero que se debe hacer es calentar el aceite en la sartén junto con la cáscara de limón o naranja. Una vez esté caliente el aceite, retira las cáscaras y deja el aceite a parte.

En un bol a parte, se mezcla el harina, la sal, la canela, el vino blanco y el ajonjolí, para después incorporar el aceite que se había apartado, cuando se haya enfriado. Es la hora de manejar la masa y darle la forma que se desee. Cuando ya esté la masa de los pestiños lista, debemos freírlos a fuego medio. Una vez fritos, los dejamos reposar en un plato forrado con papel de cocina para que absorba el aceite y espolvoreamos azúcar.

0

No hay comentarios ¿Te animas?