Ocio

Del 'SiDA NoDA' al 'Póntelo, Pónselo': 30 años de campañas contra el VIH, ahora en una exposición

Marta Jurado

Domingo 1 de diciembre de 2019

6 minutos

Madrid acoge del 29 de diciembre al 19 de enero los últimas décadas en campañas de sensibilización

30 años de campañas contra el VIH, ahora en una exposición
Marta Jurado

Domingo 1 de diciembre de 2019

6 minutos

"Recuerdo cuando el VIH era totalmente desconocido en los 80, acabando con gran parte de nuestros jóvenes. Una epidemia letal cuya batalla estaba en la calle", recuerda Matilde Fernández, exministra socialista y responsable de una de las campañas pioneras en la concienciación de lucha contra la enfermedad durante el Gobierno de Felipe González. SiDa NoDa, Póntelo Pónselo, Por ti, por mi...Son algunos de los mensajes que han conseguido permanecer en el imaginario colectivo de generaciones como símbolos de la lucha contra el VIH. Ahora, una exposición conmemorativa en el Museo Nacional de Artes Decorativa de Madrid (@MNAD_Madrid) reúne los anuncios, carteles y campañas más emblemáticas sobre el sida de los últimos 30 años, inaugurada unos días antes de la celebración del Día Internacional del Sida establecido el 1 de diciembre. Unos anuncios que están de plena actualidad ya que en los inicios de la epidemia en España, el VIH se transmitía fundamentalmente a través del uso compartido de material de inyección de drogas. Hoy, la transmisión se produce principalmente a través de relaciones sexuales no protegidas.

SiDA NoDA

Uno de los primeros anuncio míticos tuvo lugar en 1988, años después de que se detectase el primer caso de SIDA en 1981, en el Hospital Vall’ d’Hebron de Barcelona y de que el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) fuese identificado como agente causal del sida en 1983. ¿Sabes lo que sí da y lo que no da? Este interrogante abría los anuncios preparados por el Ministerio de Sanidad y Consumo para informar a toda la población sobre las vías de contagio del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Una campaña que abrió camino para la sensibilización sobre esta enfermedad, pero que no estuvo exenta de polémica ya que encontró trabas para anunciarse en la televisión ya que contenía imágenes de "litronas". La campaña 'Si da, no da' y sus característicos iconos inundaron la publicidad para enseñarles a los ciudadanos cuáles eran las vías de transmisión del virus y de qué manera podía evitarse la infección. 

Lazo Rojo

El lazo rojo es el símbolo internacional con el que la sociedad muestra su solidaridad y apoyo a las personas que conviven a diario con la infección. También es el símbolo de los esfuerzos para
combatir la enfermedad y prevenirla. Fue ideado en 1991 por el creativo audiovisual neoyorkino Frank Moore como una iniciativa del Visual Aids Artists Caucus. Los artistas que formaban el grupo querían crear un símbolo visible para mostrar solidaridad con las personas afectadas por el VIH, las fallecidas por el sida y sus allegados. Se inspiró en el lazo amarillo que algunas familias de soldados estadounidenses en la Guerra del Golfo colgaban en las puertas de sus casas, como símbolo de la esperanza en su regreso sanos y salvos.

Se eligió el color rojo por su conexión con la sangre y el concepto de pasión; y se concibió para portar cerca del corazón simbolizando el amor. El lazo rojo enseguida se extendió entre los colectivos de lucha contra el sida. La primera figura pública que lo portó fue Jeremy Irons en los premios Tony de 1991. Pronto pasó a ser el símbolo de la prevención y lucha contra el sida, convirtiéndose en un emblema políticamente correcto y accesorio de moda en las solapas de los famosos. El lazo rojo se extendió por el mundo como símbolo de los esfuerzos para combatir la enfermedad y prevenirla. Sigue siendo el principal símbolo elegido por los gobiernos y ONGs en sus campañas informativas contra el sida y las fundaciones que recaudan fondos para la investigación y asistencia a los enfermos.

Póntelo Pónselo

En el mimso año otro anuncio irrumpía en los televisores de los españoles. No esperaba aquel rígido director de instituto la respuesta unánime de los chavales cuando interrumpió la clase de gimnasia para buscar al 'culpable'. "He encontrado esto en el vestuario. ¿De quién es?", interrogaba mientras sujetaba con la mano en alto la prueba del delito, un preservativo. El mensaje principal, dirigido a los adolescentes, era el de usar el preservativo como método de prevención de la transmisión, una iniciativa de los ministerios de Sanidad y Consumo y de Asuntos Sociales.

Por aquel entonces la mitad de las farmacias no vendían preservativos. Y una asociación ultracatólica hasta denunció la campaña. "Fue un auténtico escándalo, pero ese escándalo amplificó el eco", recuerdan aquellos que lo vivieron. La campaña en televisión y radio contó además con la participación de cantantes y grupos, como Luz Casal, Semen Up y Loquillo y los Trogloditas, que cantaban "Yo para ser feliz uso un condón", o "Y no me corta nada decírselo a mi chico", mensajes sencillos y con un lenguaje hasta entonces nunca visto en las campañas institucionales.

Trasmite Respeto

Bajo los lemas Transmite respeto” y “Con información, tú puedes evitarlo, la última campaña del Ministerio de Sanidad (@sanidadgob) busca eliminar las barreras a las que se enfrentan las personas con infección por VIH, entre ellas, la de la discriminación. La última campaña del Gobierno para la prevención del VIH y otras infecciones de transmisión sexual ha estado centrada en la promoción del uso del preservativo. En la actualidad, se estima que hay entre 130.000 y 170.000 personas infectadas por el VIH en España. De ellas, una de cada siete aún no lo sabe.

Aumentar el diagnóstico precoz de la infección es uno de los principales retos de la respuesta a la epidemia del VIH, tanto para reducir su impacto y mejorar la respuesta al tratamiento de la persona infectada, como para reducir la tasa de transmisión. Por ello, una de las líneas de comunicación de las campañas de salud pública desarrolladas ha sido la promoción de la prueba del VIH, tanto entre la población general como en colectivos específicos.

diasida

La exposición

La muestra, abierta al público en el Museo de Artes decorativas hasta el 19 de enero, pretende recordar que hace ya más de tres décadas que el Sida llegó a España como una enfermedad desconocida, contagiosa y mortal. Una enfermedad que supuso un desafío sin precedentes para la sociedad española en su conjunto, y especialmente, profesionales sanitarios, CCAA y entidades sociales y ONG.  La exposición recoge más de medio centenar de carteles, folletos, chapas, kits de preservativos y otros artículos editados a lo largo de tres décadas. También los anuncios de televisión que se rodaron en las campañas frente al VIH y Sida y en los que participaron, entre otros, prescriptores como el entonces juez de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska; el ex Defensor del Pueblo del País Vasco, Iñigo Lamarca; el actor Antonio Resines o el presentador y escritor, Boris Izaguirre.

''El sistema sanitario público tuvo que movilizar recursos y profesionales que debieron actuar en una situación de gran incertidumbre'', ha señalado Carcedo en la inauguración de las exposición. Y entre las muchas intervenciones sanitarias y sociales que se pusieron en marcha entonces, y que han continuado de manera interrumpida a lo largo del tiempo, las campañas institucionales de salud pública han tenido una importancia esencial. ''El uso del preservativo es un asunto fundamental de salud pública'', ha insistido María Luisa Carcedo. ''Por ello, desde el Ministerio recomendamos vivamente a toda la población, pero muy especialmente a los y las jóvenes, que lleven siempre encima el preservativo y lo usen''.

exposiciónsida