Alfonso Muñoz Cuenca
Opinión

Pensiones: propuestas frente al apocalipsis

Alfonso Muñoz Cuenca
Pensiones: propuestas frente al apocalipsis

Algunos medios de comunicación y economistas liberales, desde mi punto de vista, parten de un argumento equivocado, o más bien, con la intención de equivocar al lector, de crear incertidumbre o desconfianza, porque parten del concepto equivocado de querer tratar o comparar la Seguridad Social con una empresa privada. La Seguridad Social es un derecho, contemplado en el art. 49 de nuestra Constitución Española, y como tal, debe garantizarse. Por eso, no comparto el término 'sostenibilidad' dentro del Sistema Púbico de Seguridad Social, porque los derechos no deben estar sujetos a la sostenibilidad ni a la suficiencia económica, es como pretender que la educación o la sanidad sean sostenibles. 

Pero puestos a tratar el asunto de la sostenibilidad financiera, hay que tener en cuenta que durante muchos años, la Seguridad Social ha financiado, y sigue financiando, unos gastos impropios procedentes de prestaciones no contributivas, que deberían financiarse con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y no con las cotizaciones sociales de los trabajadores, como han sido: los complementos a mínimos de las pensiones, las pensiones no contributivas, las ayudas por hijo a cargo, las bonificaciones en la cotización, etc., lo que ha dado lugar a una impresión errónea de la solvencia económica y financiera del Sistema Público de Pensiones.

Con respecto al déficit del 2020, es innegable que éste viene justificado por las necesarias medidas puestas en marcha por el Gobierno Central, para mantener a las empresas, durante la restricciones de la actividad como consecuencia de la pandemia del coronavirus: ERTEs, exoneraciones de cotización a empresas, bajas médicas por Covid, prestaciones extraordinarias por cese de actividad para autónomos, etc. 

Algunos economistas liberales hablan de quiebra, insostenibilidad, inviabilidad, en definitiva, de apocalipsis, para a continuación hablarnos de cuentas nacionales, privatización, aportaciones a planes privados individuales de pensiones, etc.

Utilizan como argumento alarmista el elevado aumento en gasto en pensiones, pero no se puede perder de vista que es normal que suba el importe medio de las pensiones en España, ya que los sueldos y las cotizaciones sociales son cada vez más altas. Por tanto, lo razonable y consecuente es que aumente el gasto nacional en pensiones. También son muchos los colectivos que demandan unas pensiones dignas. 

Al mismo tiempo, nuestro Estado de Bienestar nos proporciona una excelente calidad de vida que nos permite vivir más años, lo que provoca que aumente el número de años de percibo de la pensión y el número de pensionistas, cantidad que aumentará cuando se jubilen los llamados baby boomers

Teniendo en cuenta estos indicadores, los catastrofistas plantean recortes o, directamente, la privativación del sistema, para afirmar “que cobre pensión quien pueda pagarla”. Pero, por otro lado, somos muchos los que demandamos que se apliquen medidas de financiación alternativas que graven la productividad o la rentabilidad de las empresas, que complementen a las cotizaciones sociales, como contribución por la digitalización y la robotización de las empresas, ya que las nuevas tecnologías está provocando un aumento progresivo del desempleo y al mismo tiempo un aumento de los beneficios empresariales.

También es necesario regular las relaciones laborales fruto de los nuevos entornos digitales, ya que continuamente va aumentando el número de actividades que se desarrollan a través de plataformas digitales. Paralelamente es fundamental luchar contra el recurso de la figura del falso autónomo y del trabajo autónomo económicamente dependiente (TRADE), porque muchas de estas actividades pueden plantear problemas serios de 'infra-cotización' y por consiguiente la imposibilidad de alcanzar el periodo mínimo necesario de cotización para la jubilación o tener unas pensiones muy bajas, lo que puede conllevar a la desincentivación de cotizar y a la desconfianza en el sistema.

Con respecto a los jóvenes, es necesario impulsar políticas que faciliten la transacción del sistema educativo a nuestro mercado laboral, al igual que luchar contra el descrédito que sufre nuestro sistema público de pensiones entre la juventud.

Por tanto, ya va siendo hora de adoptar medidas de futuro, o mejor dicho, dejar de tomar medidas del pasado.


Alfonso Muñoz Cuenca (@almucuen) es Secretario General del PSOE de Pedro Abad (Córdoba), senador del PSOE por Córdoba y actual Portavoz de Seguridad Social en la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migracaciones en el Senado.

Sobre el autor:

Alfonso Muñoz Cuenca

Alfonso Muñoz Cuenca

Alfonso Muñoz Cuenca es Secretario General del PSOE de Pedro Abad (Córdoba), senador del PSOE por Córdoba y actual Portavoz de Seguridad Social en la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migracaciones en el Senado.

… saber más sobre el autor