Cartas al director

Plan anticrisis: defender lo público

Jose María Gómez Claro

Sábado 2 de julio de 2022

3 minutos

Pedro Sánchez
Jose María Gómez Claro

Sábado 2 de julio de 2022

3 minutos

Cartas al director (cintillo)

 

Por fin se ha decidido el Gobierno a presentar un plan de choque anticrisis por la fuerte subida de precios en todo y las tarifas de energía que están lastrando el crecimiento económico del país, generando situaciones de necesidad en muchas familias con escasos ingresos. La pobreza ha crecido a raíz de la pandemia, alcanzando a más de seis millones de personas y empeorando por la maldita guerra.

Ya oigo las quejas –siempre insatisfechas de la oposición– con el latiguillo de que llegan tarde y deberían bajarse más impuestos, que siempre favorecen a las clases más adineradas. Pero no debemos olvidar cómo gestionaron la crisis de 2008 que empobrecieron a los trabajadores y pensionistas aumentando la deuda pública del 70% del PIB cuando llegó al cien por cien cuando se fue Mariano Rajoy.

“Pero eso son tiempos pasados”, como diría Feijóo y la realidad es muy dura para muchos hogares, quizás por eso se entiende que miles no vayan a votar decepcionados por seguir en el furgón de cola, gobierne quien gobierne.

Siendo importantes las medidas, las veo cortas. La ayuda a las familias vulnerables debería ser al menos como una paga no contributiva de 400 euros, pues tal como están los precios de la compra diaria cuesta llegar a final de mes. Hay que incrementar las ayudas a hijos menores para gastos escolares, alimentación y vestido porque luego nos lamentamos de que no hay nacimientos.

Pero hay algo esencial, es el control de las subidas en alimentación que se disparan sin justificación –“todo culpa del transporte”– cuando los agricultores no reciben nada más que migajas y se comen los intermediarios los sobreprecios. Igual que los carburantes, que permaneciendo estable el coste del barril de petróleo están aumentando a diario. De las eléctricas ni pío, hacen lo que les da la gana. Aquí el Gobierno se ha acobardado con los impuestos hasta el próximo año,  espués de haber regalado todas las empresas públicas tan necesarias ahora.

Como el sistema capitalista no tiene límite a su ambición –las grandes fortunas crecieron un 12%– se debe pensar en nacionalizar sectores estratégicos, aunque venga la Unión Europea a rebajar nuestras pretensiones. Y tenemos que defender a muerte lo que nos queda de lo público: sanidad, enseñanza, dependencia, residencias, pensiones, transporte… que cada día hay más concertado/privado para beneficio exclusivo de los fondos de inversión. Es fundamental el papel de los sindicatos, portavoces –pese a quien pese– del malestar de los trabajadores con unos salarios muy por debajo de la inflación. Pero necesitan de nuestro compromiso en las empresas y en las calles para que no nos arrebaten lo conseguido y luchar por nuevos objetivos que equilibren el coste de la crisis, pagando el que más tiene.

José María Gómez Claro es secretario general de Pensionistas de CCOO Asturias


Si eres lector o lectora de 65YMÁS y quieres denunciar cualquier situación de la que hayas sido testigo, dar tu opinión sobre cualquier tema de actualidad o sobre cualquier circunstancia que te afecte, puedes enviarnos una carta a nuestro diario. Es muy sencillo. Sólo tienes que entrar en CARTAS AL DIRECTOR o rellenar este formulario:

Sobre el autor:

Jose María Gómez Claro