Cartas al director

¿Por qué no hay un mejor reparto económico en España?

Juan Pons

Domingo 17 de abril de 2022

4 minutos

Crece el número de abuelos en las "colas del hambre", según la Fundación Madrina. Foto: Europa Press
Juan Pons

Domingo 17 de abril de 2022

4 minutos

Cartas al director (cintillo)

 

Tengo el placer de escribir a 65YMÁS porque desde que tengo uso de razón he meditado mucho sobre por qué en España no puede existir un mejor reparto de los ingresos que tiene la nación entre y para todos sus ciudadanos.

No se trata que todos perciban las mismas pagas, ya que los trabajos realizados no son iguales, ni tienen la misma complejidad, por lo que se requiere diferente preparación, unas más complejas que otras, pero me refiero a que la diferencia existente entre los que más tienen no sea tan abrumadora comparada con aquellos a quienes la vida no les proporcionó, por diferentes y varias circunstancias, inteligencia superior o herencias de familiares o suerte en juegos de azar o hasta dinero obtenido con malas prácticas y delitos dejados pasar por la Justicia.

Son muchas las causas, pero no se comprende que una enorme mayoría carezca de una vivienda digna por no poder pagar el precio al que han llegado los alquileres, coman alimentos de la peor calidad o en mal estado, no puedan comprar ropa nueva, asistir a restaurantes, cines, teatros, realizar algún viaje una vez al año o disponer de calefacción, entre otras más.

Pero el Gobierno y los políticos de las formaciones que componen el Congreso de los Diputados no han tenido el valor suficiente para resolver esto. Hace apenas dos días escuche al nuevo presidente del PP decir que el IRPF y los impuestos que benefician a las grandes empresas no podían tocarse, porque los que más tienen son los que más han trabajado y así han obtenido sus fortunas. Pues mire usted, presidente del PP, le digo yo que entre las personas que conozco o he oído hablar, en muy pocos casos han logradas esas fortunas con su propio esfuerzo personal. En ello han contribuido también empleados, que trabajaban en su empresa, con la diferencia de que el resultado se repartía de forma exageradamente desigual y esto le permitía acumular más dinero que a los que iban el día siguiente a laborar junto a él para que la compañía prosperara.

Es indudable que las grandes fortunas, y que son las que componen un pequeño grupo de la élite social, se han obtenido, en muchos casos, por herencia o por dinero hurtado a las arcas públicas. Y es que esta manera de acumular dinero se ha convertido en una práctica habitual en España, bajo el estupor de los ciudadanos, que miran a los jueces con cierta connivencia al sentirse impotentes para resolver esta inmoralidad que se ha perpetuado en el sistema judicial, el cual no otorga prioridad en resolver esos casos y tardan tantos años que algunos de esos depravados fallecen o escapan sin ser juzgados. 

Quiero terminar reiterando que el sistema de distribución de la riqueza obtenida en España debe tener mejor reparto entre sus ciudadanos. Es un país donde la fortuna esté tan mal distribuida que han llegado a crecer los multimillonarios en los años en los que una horrible pandemia ha hecho fallecer a más de cien mil personas y ha empobrecido a otras muchas. Un país donde no se sabe lo que logra tanta doctrina que se dice cristiana o solidaría que no sea sumarse al carro donde van los políticos que dicen no saber como resolver esto, tan sorprendente como que al que muchos señalan que es el que viene detrás expresa sin rubor alguno que los impuestos a los que más tienen no se pueden tocar, son sagrados porque parece que se los entregó Dios. Tanto descaro dicho por alguien a quien se ha designado por una formación política para que ayude a que los españoles más pobres puedan vivir algo mejor, digo yo, quizás ingenuamente, debe resultar decisivo en los resultados que esperan los más poderosos y ricos en las próximas elecciones.


Si eres lector o lectora de 65YMÁS y quieres denunciar cualquier situación de la que hayas sido testigo, dar tu opinión sobre cualquier tema de actualidad o sobre cualquier circunstancia que te afecte, puedes enviarnos una carta a nuestro diario. Es muy sencillo. Sólo tienes que entrar en CARTAS AL DIRECTOR o rellenar este formulario:

Carta director

Sobre el autor:

Juan Pons