Fernando Ónega
Opinión

Jugar con los niños

Fernando Ónega
Jugar con los niños
Onega Fogonazos

 

El ministro Illa tiene razón: “este es un gobierno que escucha”. Sólo habría que hacerle una matización: a unos más que a otros. Escucha muchísimo a Podemos, que por la mañana estuvo en el Consejo de Ministros y por la tarde se dedicó a criticar lo acordado por el Consejo de Ministros. Asunto: las salidas de los niños. Echenique estuvo feroz. Pablo Iglesias se atribuyó por la noche el mérito de la rectificación. El gobierno se rectificaba a sí mismo. Se enmendaba a sí mismo en uno de los asuntos más sensibles del estado de alarma. A este cronista no le parece mal esa rapidez en la enmienda: demuestra capacidad de autocrítica y falta de complejos para confesar un error. Pero le inquieta que, siendo un Ejecutivo que escucha, no haya escuchado a nadie antes que a Podemos. El rechazo a las salidas limitadas a acompañar a sus padres a comprar estaba instalado en la opinión pública. No funcionaron, por tanto, los sensores del pensamiento de la calle, que llegó a comparar el trato dado a los perros con el dado a los niños. Y lo peor: tal como se hizo, dio munición a quienes denuncian que se sigue funcionando desde la improvisación.

 

2
Emilio Hace 5 meses
Lo siento Fernando, este artículo no tiene razón de ser al hablar sobre algo que no está en vigor y puede ser modificado de nuevo.
Paulino González Fernández Hace 5 meses
FERNANDO, ¿de que se extraña que se piense ahora más en los perros, que , no solo en los niños, sino en los mayores?. Hoy hay gente que lleva a sus Padres a l RESIDENCIA DE MAYORES y luego tiene que cuidar a dos Perros en su casa y sacarlos a pasear por OBLIGADO CUMPLIMIENTO