Fernando Ónega
Opinión

Necesidad apremiante

Fernando Ónega
Necesidad apremiante
Onega Fogonazos

 

Miren lo que dice el Banco de España: que la economía española caerá entre un 6,6 y un 13,6 % este año y que los nuevos parados se acercarán a los dos millones. Un panorama desolador, solo matizado por la esperanza de recuperación… si el virus lo permite y después de 2021. Ante una perspectiva así, las clases dirigentes tienen que hacer algo y con urgencia. El Acuerdo para la Reconstrucción ha pasado de ser un deseo a ser una necesidad apremiante. Por eso me apresuro a saludar el principio de entendimiento entre el jefe del gobierno y el jefe de la oposición. Saber cómo terminará es una incógnita porque se trata de combinar muchos intereses y aclarar cómo se canalizan los cuatro escenarios de diálogo: el del Congreso para partidos, el del Senado para autonomías, el de municipios y el de los agentes sociales. Habrá la Comisión parlamentaria que reclamó Casado, pero también las cuatro mesas que Sánchez proponía. Espero que no sea todo un truco para aparentar que se cede. Y espero que alguien tenga claros los objetivos de cada escenario, porque el riesgo de lío es evidente. Y cuando hay riesgo de lío en la política, es seguro que se produce. Quedamos en alerta.