Consejos

El truco para pelar gambas rápidamente y sin mancharse las manos

Javier Anula

Foto: Big Stock

Jueves 6 de enero de 2022

3 minutos

En ocasiones, parece imposible no acabar pringados

El truco para pelar gambas rápidamente y sin mancharse las manos
Javier Anula

Foto: Big Stock

Jueves 6 de enero de 2022

3 minutos

A pesar de todos los logros que la humanidad ha superado a lo largo de su existencia, aún hay una tarea que resulta realmente complicada para muchos: pelar una gamba. En pleno siglo XXI, esto sigue siendo todo un reto. 

Las gambas son, sin duda, uno de los platos tradicionales de cada Navidad. Por ello, cuando tenemos un crustáceo en la mano, pasamos vergüenza por miedo a que descubran nuestra torpeza, porque podemos mancharnos o incluso pringar y fastidiar la noche a la persona que tenemos sentada junto a nosotros. 

Generalmente, a la hora de pelar gambas, solemos optar por la forma tradicional. Esta técnica, que algunos dominan mejor que otros, se basa en la utilización de nuestras manos para quitarle la piel. Tras deshacernos de la cabeza y la cola del animal debemos retirarle el resto de la cáscara. Esto, en ocasiones, resulta una desventaja para muchos que, por tardar algo más, ven como los más veloces vacían rápidamente el plato de gambas que hay en la mesa.

pelar gambas

El truco del tenedor

Sin embargo, somos una especie con muchos recursos y siempre hay un individuo en algún rincón del planeta que ha dado con una solución ideal para cualquier problema. Y ahora, gracias a internet, lo puede compartir con todo el mundo. Los 'life-hacks' siempre han sido uno de los tipos de vídeo que mejor han funcionado para solucionar pequeños problemas que nos encontramos en el día a día.

Si quieres probar una nueva técnica tan rápida como limpia, hay otra opción para pelar una gamba usando apenas un tenedor. El usuario de TikTok @enriquellacer nos explica en un vídeo cómo hacerlo:

@enriquellacer

#pelar #trucoscocina #gambas

♬ Roses (Imanbek Remix) - SAINt JHN

El truco es sencillo: introduces el tenedor por debajo de la cáscara y bastará con un pequeño tirón para que la gamba salga sola, sin dramas ni manos pringadas.

Siguiendo estos cuatro pasos puedes olvidarte de complicaciones a la hora de pelar el crustáceo y mejorar tu técnica:

1. Retira la cabeza.

2. Clava una punta del tenedor en la parte superior del animal, de manera que quede la punta entre la carne y la piel.

3. Desliza con fuerza el tenedor hasta la cola y verás cómo se despega la piel.

4. Un estirón y tendrás pelada tu gamba, lista para comer.

Sobre el autor:

Javier Anula

Javier, periodista.

… saber más sobre el autor