Alimentación

Consejos nutricionales para personas mayores cuando llega el calor

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 27 de junio de 2019

2 minutos

Una dieta fresca, con alimentos de temporada, e hidratación son las pautas básicas del verano

Consejos nutricionales para mayores cuando llega el calor

Cuando llega el calor las pautas alimentarias deben cambiar ligeramente para adaptarse a las altas temperaturas. Los mayores deben cuidar una serie de aspectos para evitar sobre todo la deshidratación y otros riesgos como posibles intoxicaciones alimentarias. Es posible que se tengan menos ganas de comer, pero no por ello se ha disminuir la aportación de vitaminas y minerales que nuestro organismo necesita para un correcto funcionamiento.

Beber

No hay que olvidar que en verano se suda más, y por ello tenemos que compensar esa pérdida de líquidos. Aunque no tengamos sed debemos seguir hidratándonos y aún más si cabe en estas circunstancias climatológicas.

Se aconseja beber entre 2 y 2,5 litros diarios, siendo el agua el líquido por excelencia. Este se puede complementar con zumos o leche, que además se puede ingerir en forma de batidos frescos. La horchata es también una alternativa. El alcohol no es una opción para hidratarse, por lo que es aconsejable limitar su consumo.

Frutas y verduras

Las hortalizas, frutas y verduras deben estar presentes en nuestras comidas de verano. Hay una gran variedad de estos productos de temporada que podemos incorporar en platos frescos, como las ensaladas. Una alternativa muy saludable para estas fechas que pueden enriquecerse con tomates, lechuga, escarola, pinos, nabos… A las que podemos añadir muchas frutas propias del periodo estival que son ricas en agua como la sandía, el melón, el melocotón, la cereza, etcétera.

Con estos ingredientes podemos preparar cremas o sopas frías como por ejemplo gazpacho o ajoblanco malagueño.

Hombre bebiendo agua

Otros productos

No es aconsejable tomar en esta época platos contundentes como guisos o sopas. Las legumbres se pueden preparar a modo de ensaladas, hay muchas posibilidades con lentejas, garbanzos y judías blancas.

Evitar siempre que podamos alimentos muy calóricos y grasos, sobre todo, carnes grasas o embutidos. Las aves de corral dan mucho juego para preparar platos saludables en estas fechas.

El pescado debe estar presente también en nuestra alimentación estival, al igual que los cereales que siempre deben formar parte de una dieta equilibrada. En especial las preparaciones integrales.

Intoxicaciones

Por último, es necesario poner especial precaución para evitar posibles intoxicaciones alimentarias. Para ello debemos seguir las recomendaciones de higiene a la hora de preparar los platos veraniegos. Hay que vigilar sobre todo las salsas y mahonesas, además de mantener los alimentos bien conservados.

0

No hay comentarios ¿Te animas?