Alimentación

Cuatro deliciosas variedades de hummus para acompañar cualquier comida

Ruth Macarrón

Miércoles 20 de marzo de 2019

3 minutos

Nuevos ingredientes para alegrar la receta tradicional a base de garbanzos y pasta de sésamo

Cuatro deliciosas variedades de hummus (Bigstock)
Ruth Macarrón

Miércoles 20 de marzo de 2019

3 minutos

Sano, rico y versátil. Así es el hummus, ese plato de origen oriental que se ha colado hasta en las estanterías de los supermercados. Ideal como apetitivo o para una cena ligera, resulta también de lo más conveniente para los desayunos. Si ya dominas la (facilísima) receta clásica, te proponemos cuatro deliciosas variedades de hummus para que no te aburras. ¡Todas igual de sabrosas y saludables!

Cuatro deliciosas variedades de hummus

Hummus de aguacate

Quizá la más popular de las recetas de variedades de hummus es la que incorpora el aguacate, fusionándolo con el hummus. El aguacate es una fruta que, aunque bastante calórica, está cargada de vitaminas y minerales, y es una fuente de ácidos grasos omega 3 y ácido oleico (como el aceite de oliva), lo que lo hace un alimento muy saludable. Para preparar tu hummus de aguacate, solo tienes que añadir una pieza a la receta básica, y, si quieres darle un toque picante, añadirle una pizca de chile seco.

Hummus de zanahoria

Esta colorida variedad de hummus lleva zanahoria asada, lo que le aporta el color naranja y un sabor un poco dulce. Para prepararlo, lo primero que tienes que hacer es pelar y cortar en rodajas cuatro zanahorias medianas, rociarlas con aceite de oliva virgen extra y sal, y ponerlas en la bandeja del horno a 200º durante unos veinte minutos. Puedes añadir a las zanahorias algún otro condimento, como cúrcuma, curry o pimentón. Incorpóralas a tu robot de cocina con el resto de ingredientes, y tritura.

Hummus de berenjena

Con el mismo procedimiento que en el de zanahoria, puedes preparar el hummus de berenjena. Se trata de una variación del baba ganoush, la receta clásica de la cocina árabe que se elabora con berenjenas asadas, aliñada con tahini y zumo de limón, que suele tomarse con pan de pita. Es un plato dulce y de sabor muy fino, que al incorporar los garbanzos aumenta sus valores nutricionales. La berenjena, además, es una verdura que apenas tiene calorías, por lo que resulta ideal si te preocupa no engordar.

Hummus de lentejas

La última de nuestras cuatro deliciosas variedades de hummus sustituye los garbanzos por lentejas rojas, una variedad de leguminosa muy digestiva, y que se cocina muy rápidamente. Para prepararlo, tendrás que cocerlas previamente durante quince o veinte minutos, para después añadirle el tahini, zumo de limón, sal y aceite de oliva. También puedes aderezarlo con pimentón, pimienta o comino.