Gastronomía

Descubre los errores que escandalizarían a más de un italiano al cocinar pasta

Victoria Herrero

Jueves 23 de abril de 2020

2 minutos

Olvídate de agregar aceite al agua de cocción, hacerla demasiado tiempo o ponerla bajo el grifo

Errores que cometemos al cocinar la pasta (bigstock)

Para los italianos, disfrutar de un delicioso plato de pasta es como un ritual sagrado. Por eso, si no quieres cometer un sacrilegio que haría que más de medio país vecino se echara las manos a la cabeza, lo mejor es que te apuntes estos consejos. De esta manera, no seguirás cometiendo los mismos errores a la hora de hacer unos macarrones.

Elige pasta de calidad

Como sugiere uno de los grandes de la cocina, el cheff Massimo Bottura –su restaurante la Osteria Francescana es uno de los mejores del mundo–, lo ideal es comprar la auténtica pasta que se hace en Italia o bien, preparar nosotros mismos la pasta de forma casera. Sin embargo, igual ambas opciones resultan algo complicadas, por eso debemos prestar atención y comprar pasta italiana que sea de calidad. 

Emplear poca agua para cocer y no salarla

Lo ideal que te dirá todo chef italiano es que no escatimes en agua para cocer la pasta. Lo mejor, una olla grande que aporte espacio suficiente para que se haga bien y no quede apelmazada. Algunos cifran la fórmula mágica en un litro de agua por cada 100 gramos de pasta. Además, siempre nos equivocamos cuando echamos poca sal a esa cocción. Seamos generosos –la mayoría de la sal quedará en el agua– y echemos este condimento una vez que la pasta se haya introducido en el agua hirviendo, nunca antes

Con la sal cometemos uno de los errores al cocinar pasta (bigstock)

Agregar aceite a la cocción

Este es, sin duda, uno de los mitos de cocina que realmente no sirve para nada. Eso de que si echamos aceite los macarrones no se pegarán mientras se están cocinando no es cierto. Para cualquier italiano este gesto, aparte de desperdiciar oro líquido, hace que la cocción no sea uniforme. Si quieres que no se pegue, usa una olla grande y cuando eches la pasta muévela durante el primer minuto para que esté suelta.

"Al dente"

Fallo muy común que hace que desperdiciemos totalmente el plato. Cocerla demasiado hará que nos quede una masa blanda y sin sabor, por ello conviene seguir las indicaciones del fabricante. ¿Lo ideal? Que esté firme pero no dura. Para ello os damos un truco de experto: saca la pasta un par de minutos antes de lo que dice el paquete, incluso antes si es pasta fresca.

Escurrir el agua y pasar la pasta por el grifo

Si hemos seguido los pasos correctos para que nos salga una pasta de 10, la catástrofe ya sería, una vez cocida, escurrirla y ponerla bajo un chorro de agua fría. Admitámoslo, lo hacemos todos. Y lo que estamos consiguiendo es quitarle todo el sabor. Lo recomendable es guardar parte del agua para agregarla a la salsa posterior y que resulte más sabrosa.

0

No hay comentarios ¿Te animas?