Alimentación

¿Deben los mayores eliminar el azúcar de la dieta por completo?

Ruth Macarrón

Foto: Bigstock

Viernes 31 de mayo de 2019

1 minuto

Las recomendaciones de la OMS son definitivas a este respecto

Es recomendable para mayores eliminar el azúcar de la dieta

Cada vez tenemos más conciencia acerca de los riesgos para nuestra salud que conlleva el consumo de azúcar. Bajar los niveles de azúcar es la recomendación de los gobiernos y las instituciones sanitarias pero, ¿es posible eliminarlo de nuestra dieta por completo? ¿Es recomendable para mayores? Te lo contamos todo.

Azúcar libre frente a azúcar intrínseco

La Organización Mundial de la Salud, en sus recomendaciones sobre la ingesta de azúcar, distingue entre dos tipos de azúcar, el libre y el intrínseco. El último está presente de manera natural en la fruta y la verdura, y sobre él no existen restricciones a menos que seas diabético o que sufras alguna otra enfermedad que recomiende limitarlo.

El azúcar libre es el que añadimos al cocinar en casa o en un restaurante, o el que se incorpora en la fabricación de los productos, pero también es el que está presente de forma natural en la miel, los jarabes o los zumos de frutas, y es el azúcar que deberíamos moderar o eliminar de nuestra dieta.

La OMS no distingue entre azúcares libres refinados o sin refinar, es decir que da igual si añades a tu yogur o café azúcar moreno o blanco, porque además sus diferencias nutricionales son mínimas. Tampoco se salva la panela, la melaza o el azúcar de coco.

Además de estar relacionado con la obesidad y otras enfermedades derivadas, una ingesta elevada de azúcar libre se relaciona con la caries y el aumento de los triglicéridos, que pueden aumentar los riesgos de sufrir una enfermedad cardiaca.

Cómo eliminar el azúcar de nuestra dieta

Aunque al principio puede que te cueste, trata de ir bajando los niveles de azúcar libre de tu dieta hasta dejarlos lo más bajos que puedas. Las recomendaciones de la OMS son que no ha de superar el 10% de la ingesta calórica total, y señala que la reducción por debajo del 5% tendría efectos beneficiosos adicionales sobre la salud.

Son muchas las plataformas que abogan por una mayor transparencia en el etiquetado de los alimentos, que nos permitan identificar más fácilmente su contenido en azúcar. Como norma general, da preferencia a los alimentos frescos y menos procesados, dejando los refrescos, zumos o bollería para momentos muy esporádicos. Tu salud te lo agradecerá.

1
María José Bustamante Hace 4 meses
Muy interesante saber que es realmente lo que comemos