Alimentación

¿Qué dieta puedes seguir para atenuar la caída del cabello?

Marco Herrera

Foto: Bigstockphoto

Lunes 19 de agosto de 2019

3 minutos

Hay algunos alimentos que te ayudarán a conservar mejor tu cabello e incluso mejorar su aspecto

¿Qué dieta puedes seguir para atenuar la caída del cabello?

Si la pérdida de pelo te preocupa cada vez más, te gustará saber que hay algunos alimentos que te pueden ayudar a conservar mejor tu cabello e incluso a mejorar su aspecto. Es un tema delicado para muchas personas, que cuando quieren solucionarlo es tarde y acuden a tratamientos y medidas extremas. Sin embargo, es muy importante prestar atención a lo que comes. Lo más probable es que la incorporación de ingredientes que ayudan al crecimiento y la salud del cabello tenga un impacto positivo rápidamente.

Si bien los genes y el estilo de vida siempre marcarán la pauta principal, estos son algunos de los alimentos que podrías incluir en tu dieta para ayudar a frenar la caída del cabello.

Zanahorias

Las zanahorias son ricas en vitamina A y un excelente alimento para el cuero cabelludo. Si este está sano, garantizará un pelo brillante, bien acondicionado, robusto e hidratado. Una dieta equilibrada que incluya proteínas magras, frutas, verduras, granos integrales, legumbres, pescados graso, como el salmón, y lácteos bajos en grasa es magnífica para fomentar el fortalecimiento del cabello.

Zanahorias

Ciruelas pasas

Si tu cabello es demasiado fino y sufre de sequedad, rigidez y decoloración, las reservas de hierro podrían ser las culpables. Se sabe que las ciruelas pasas son una gran fuente de hierro y ayudan en gran medida a mejorar la calidad del pelo. Asegúrate también de introducir muchas verduras verdes y remolachas en tu dieta.

Ciruelas

Guisantes verdes

Aunque los guisantes verdes no son ricos en antioxidantes ni en ninguna vitamina o mineral específico, contienen una cantidad equilibrada de nutrientes como el hierro, el zinc y las vitaminas del grupo B. Estos son esenciales para mantener el cabello saludable.

Guisantes verdes

Avena

La avena contiene una alta concentración de nutrientes esenciales como el zinc, el hierro y los ácidos grasos Omega-6. Este último en particular es esencial para mantener la piel sana y asegurar el crecimiento y el desarrollo del cabello. Dado que este ingrediente solo se obtiene a través de la dieta, asegúrate de tomar avena varios días a la semana.

Avena

Camarones

Si bien es mejor evitar las carnes rojas en exceso, encontrar un sustituto apropiado para las proteínas puede ser un poco difícil. Alternativamente, dentro de la amplia variedad de mariscos disponibles, los camarones son un excelente suplente. Su potente concentración de vitamina B12, hierro y zinc proporciona todos los nutrientes necesarios para evitar la caída del cabello.

Camarones

Nueces

Las nueces no solo tienen más ácidos grasos Omega-6 que cualquier otro alimento, sino que también están llenas de zinc, hierro, vitaminas del grupo B (B1, B6 y B9) y muchas proteínas. Sin embargo, una advertencia: las nueces también contienen una pequeña cantidad de selenio, un mineral conocido por causar la pérdida del cabello en personas con deficiencia o exceso de selenio en su sistema. Por lo tanto, debes añadirlas a tu dieta, pero sin excederte en su consumo.

Nueces

Huevos

El huevo está cargado de nutrientes esenciales como las proteínas, la vitamina B12, el hierro, el zinc y los ácidos grasos Omega-6. Se sabe que sufrir un déficit en cualquiera de estas vitaminas y minerales da como resultado una mala calidad del cabello. Además, también es una buena fuente de biotina (vitamina B7), una gran ayuda para combatir la caída del cabello.

Huevos blancos y marrones

Productos lácteos bajos en grasa

Los productos lácteos bajos en grasa, como la leche desnatada y el yogur, son una magnífica fuente de calcio, un mineral importante para el crecimiento del cabello. También contienen suero y caseína, dos fuentes de proteínas de alta calidad.

Yogur

Errores en el cuidado del pelo

  • Se sabe de manera concluyente que el estrés excesivo y algunos medicamentos retrasan el crecimiento del cabello y promueven su caída.
  • Reduce el uso de lacas, cremas y geles que contengan ingredientes químicos agresivos, que pueden secar el cuero cabelludo y causar la formación de escamas. También los tratamientos duros, como permanentes o tintes, afectan a la salud del pelo.
  • Evita cambiar tu champú y acondicionador constantemente. Utiliza un buen champú de limpieza suave durante seis meses antes de cambiarlo.
  • La exposición excesiva al sol, la contaminación, el agua de lluvia y el polvo, sin la protección adecuada, hacen que el cabello se seque, se vuelva quebradizo y lacio. Usa acondicionador en los días de lluvia para protegerlo de la humedad y lávalo regularmente para mantener el cuero cabelludo saludable.
0

No hay comentarios ¿Te animas?