Alimentación

¿Es seguro el uso del ácido alfa-lipoico como suplemento alimentario?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 22 de enero de 2020

2 minutos

Es un ácido graso que puede sintetizar el organismo, pues se encuentra de forma natural en este

Es seguro el uso del ácido alfa lipoico como suplemento alimentario
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 22 de enero de 2020

2 minutos

El ácido alfa-lipoico es un ácido graso que puede sintetizar el organismo ya que se encuentra de forma natural en todas sus células. Dentro de nuestro cuerpo ayuda en algunos de los procesos bioquímicos relacionados con la producción de energía y también posee funciones antioxidantes de modo que se le considera un neutralizador importante de radicales libres.

La cuestión es que este ácido graso, que desde algunos ámbitos se considera muy beneficioso o al menos así se presenta, se sintetiza a niveles muy bajos y la obtención a través de la dieta es escasa, y es por ello que se comercializa como suplemento alimentario atribuyéndole acciones que algunos científicos ya han indicado que son de dudosa credibilidad.

Sin efecto quema grasas

En este mismo sentido se ha manifestado la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN, @sociedadSEEN) para quien el uso del ácido alfa-lipoico está desaconsejado. Principalmente porque no se ha demostrado que tenga un efecto “quema grasas”, que es el reclamo que hacen en algunos productos de este tipo, ni ningún otro aspecto positivo para nuestra salud.

Este ácido se encuentra de forma natural en algunos alimentos como las espinacas, la carne, el hígado o los riñones o la levadura de cerveza. Ahora bien la forma en que se presenta en estos es diferente a cómo se emplea en los suplementos dietéticos, apuntan los expertos. Es decir, su estructura química se ve alterada en este último caso.

Cómo se originan los radicales libres y cuál es su vínculo con el envejecimiento (Bigstock)

No hay evidencias científicas

Se le atribuyen distintas cualidades que son buenas para la salud como la mejora de la respuesta inmune, la prevención de cataratas, y además se le considera un ácido que permite retrasar el envejecimiento o que favorece la conversión de carbohidratos en energía, entre otros aspectos. No obstante, desde la SEEN insisten que ya un grupo de científicos europeos realizó una revisión científica sobre este compuesto y no encontró evidencias suficientes para establecer una relación causa-efecto entre la ingesta del ácido alfa-lipoico  y los efectos saludables que se le atribuyen.

Así por ejemplo, no se ha demostrado que proteja los lípidos del cuerpo del daño oxidativo. Tampoco contribuye a mantener concentraciones normales de colesterol en sangre ni a reducir la grasa corporal, a incrementar la beta-oxidación de los ácidos grasos o regenerar los genes.

De igual modo, es importante destacar que el consumo de esta sustancia de forma inadecuada y superando las dosis recomendadas puede tener consecuencias negativas y efectos secundarios adversos. También provoca interacciones con medicamentos.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?