Alimentación

Sacarina o stevia: ¿qué edulcorante es más sano?

Manuela Martín

Lunes 16 de noviembre de 2020

2 minutos

La Stevia proviene de una planta y la sacarina es un edulcorante artificial. Ambos son seguros

Sacarina o stevia: ¿qué edulcorante es más sano?
Manuela Martín

Lunes 16 de noviembre de 2020

2 minutos

Tanto la sacarina como la Stevia son productos químicos edulcorantes que no aportan calorías y por lo tanto son una alternativa de la sacarosa (azúcar) para endulzar.

Los edulcorantes son buenos para controlar el azúcar en sangre y para las personas que desean perder peso.

Hay muchos productos que contienen este tipo de edulcorantes que, si se consumen en exceso pueden aportarnos más calorías que las del propio producto.

Tanto la sacarina como la Stevia pueden consumirse sin problema ya que ambos cumplen con todas las normativas y, en cantidades normales, son recomendables para aquellas personas que no deben consumir azúcar.

Ninguno de los dos es peligroso, ni uno es más contraproducente que otro. En este sentido, es importante aclarar que la estevia no está autorizada para el consumo porque puede provocar infertilidad y bajadas de tensión arterial. Lo que está autorizado es el glucósido de esteviol (E-960).

¿Sacarina o Stevia? ¿Cuál es mejor?

Pero, ¿cuál es mejor? La sacarina es un edulcorante artificial muy utilizado en ciertos productos de alimentación para la bajada de peso. En la actualidad no hay datos científicos que afirmen contundentemente que la sacarina es perjudicial para la salud.

La Stevia por su parte es un edulcorante 100% natural, y quizás ahí es donde radique la diferencia entre ambos productos. La Stevia tiene cero calorías y un gran número de beneficios para la salud, sin que aporte calorías. No obstante, nuestro consumo es tan reducido que sus propiedades prácticamente no afectan a nuestra salud.

La Stevia llega a endulzar entre 250 y 300 veces más que el azúcar. Sin embargo, la Stevia que consumimos y que encontramos en los supermercados es un edulcorante que se obtiene a partir del procesado de la planta de Stevia, ya que el consumo directo de esa planta no es legal. La planta de Stevia no se puede vender como edulcorante, ni para infusión ni en ninguna otra presentación para consumo humano.

En este sentido, la Stevia funciona como cualquier otro edulcorante como puede ser la sacarina. Sin embargo, se ha comercializado como un producto natural haciendo hincapié en el origen vegetal frente a otros como la sacarina. Sería por lo tanto, una alternativa natural a los edulcorantes artificiales, que han arrastrado todo tipo de mitos sobre su seguridad, pero sin embargo, ambos son igual de seguros.

En definitiva, emplear edulcorantes procedentes de la stevia u optar por edulcorantes artificiales depende sólo del gusto de cada consumidor.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?