Alimentación

Trucos para limpiar bien las frutas y verduras

Lola Santos

Foto: Bigstock

Sábado 6 de junio de 2020

2 minutos

Es importante lavar bien frutas y verduras para evitar contaminaciones

Trucos para limpiar bien las frutas y verduras

En el ambiente puede haber microorganismos y elementos químicos que, en ocasiones, pueden contaminar frutas y verduras. Por esta razón, es importante manipularlas de forma correcta antes de su consumo. Para ello, vamos a seguir las indicaciones de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

Comenzamos por la compra de frutas y verduras, donde nos debemos fijar en que estas no tengan magulladuras ni daños externos. Su superficie tiene que estar limpia y sana, con el brillo y el color propio de la especie de que se trate.

A la hora de llevar la compra a casa, debemos poner las frutas y verduras separadas de carnes, pescados, mariscos y productos de limpieza.

bigstock Young Woman Washing Lettuce An 323889877

Precauciones en casa

En general, las frutas y verduras se conservan mejor en la nevera. Dentro de ella, deben separarse del resto de los alimentos cocinados y crudos y almacenarse en la zona menos fría (cajones).

Sin embargo, hay frutas y verduras que, por su naturaleza y grado de maduración, se pueden conservar a temperatura ambiente, pero siempre por periodos cortos (como cebollas, tomates, frutas tropicales y los cítricos, por ejemplo).

Eso sí, las frutas y verduras cortadas y/o peladas, bien las compres así o las prepares en casa, consérvalas siempre en el frigorífico.

¿Cómo se lavan las frutas y verduras?

Para lavarlas, hazlo bajo el chorro del grifo, aunque después vayas a pelarlas, porque así evitas que la contaminación pase del cuchillo al alimento. Para limpiar algunas frutas y verduras, puedes usar unos cepillos específicos que solo uses para esta tarea. Es el caso de las frutas de cáscara dura, como el melón o la sandía, y verduras como el calabacín y el pepino. Tras lavarlas, sécalas con papel de cocina.

Además, si vas a comer fruta cruda con piel, verdura cruda (lechuga, espinacas…) o verdura cruda con piel (pepino), sumérgelas durante cinco minutos en agua potable con una cucharita de postre de lejía (4,5 ml) por cada 3 litros de agua. Después, acláralas con abundante agua corriente. La lejía que uses para esta tarea debe estar etiquetada como “apta para la desinfección de agua de bebida”.

bigstock Chef Hands Cutting Orange Fres 360929530

A la hora de cocinar

Antes y después de la preparación de cualquier comida o de manipular cualquier alimento, lávate siempre las manos.

Las frutas y verduras debes manipularlas de forma separada de otros alimentos, poniendo especial cuidado cuando se vayan a consumir en crudo. Corta siempre las partes dañadas de frutas y verduras.

Todos los utensilios y superficies de cocina que vayas a utilizar deben estar limpios y secos, ya sean cuchillos, cubiertos, tablas de cortar, platos, etc.

Y, un último consejo. Las hierbas aromáticas frescas (perejil, albahaca…) y los brotes de semillas (soja) debes lavarlos igual que las frutas y verduras.

0

No hay comentarios ¿Te animas?