Alimentación

Las ventajas de conservar los alimentos al vacío

Lola Santos

Foto: BigStock

Martes 26 de mayo de 2020

2 minutos

Una manera muy práctica de luchar contra el desperdicio de comida

Las ventajas de conservar los alimentos al vacío

Una forma de alargar la vida de los alimentos que tenemos en casa es envasarlos al vacío. Se trata de un método de conservación práctico y sencillo y nos permite luchar contra el desperdicio de comida, un grave problema. Podemos emplearlo tanto con alimentos crudos como cocinados. Eso sí, si un alimento requiero frío, debe estar en el frigorífico, aunque esté envasado al vacío.

Gracias a esta forma de conservar alimentos, podemos tener un envase seguro y libre de microorganismos que necesitan del oxígeno para vivir y que son, en parte, responsables de la oxidación y descomposición de los alimentos.

bigstock Vacuum Packaging Of Fish The  366038896

Además de como método de conservación, conviene guardar al vacío un alimento como paso previo a la congelación porque el vacío evita las quemaduras que se producen en la congelación. Y, de esta forma, ocupa menos espacio y facilita el orden dentro del congelador.

También puede ser un paso previo al cocinado de los alimentos. Por un lado, si queremos marinar una carne, podemos envasarla al vacío junto con los condimentos deseados. Y, para cocinar a baja temperatura, muchos alimentos deben estar envasados al vacío.

Máquinas envasadoras domésticas

En el mercado podemos encontrar envasadoras al vacío de diferentes tipos, que no son profesionales y las podemos adquirir sin gastar mucho dinero. Es ya un pequeño electrodoméstico habitual en muchos hogares, por lo práctico que resulta el envasado al vacío.

Sin embargo, podemos poner en práctica esta técnica de forma casera sin necesidad de una máquina. Podemos hacerlo con bolsas de cierre hermético o bien con tarros de cristal, para hacer el vacío al baño maría. Esta técnica es ideal para hacer conservas caseras y mermeladas, por ejemplo.

Para conservar los alimentos al vacío, tenemos que meter el alimento en cuestión en una bolsa con cierre hermético, de las de congelación, y la cerraremos hasta que solo quede una pequeña abertura en uno de los extremos. Vamos sumergiendo la bolsa poco a poco en un bol con agua para que esta vaya sacando el aire de la bolsa. Una vez que el agua ha llegado a la altura del cierre, podemos cerrar la bolsa por completo. Puedes ver lo fácil que resulta esta tarea en este video:

Al baño maría

Esta técnica para hacer el vacío la usaban nuestras madres para conservar parte de la cosecha recogida durante el verano en la huerta o si la temporada de setas había sido buena. También para elaborar conservas con escabeches o guisos con carne de caza. Para ello, necesitaremos unos tarros de cristal y su correspondiente tapa.

Los tarros se llenan con los alimentos que queremos conservar, sin llenarlos hasta el borde. Debemos taparlos muy bien y ponerlos en una olla grande con agua que los cubra por completo. Ponemos esta cazuela al fuego y debemos dejar hervir el agua entre 20 y 40 minutos, dependiendo del producto que estemos envasando. Después debemos dejarlos enfriar, mejor boca abajo. Si el vacío está bien hecho, la tapa no se hundirá.

1
juan Hace 1 mes
La información que publicas en el subtítulo: Al baño maría, es muy peligrosa. Investiga sobre el botulismo antes de redactar este tipo de contenidos y mejor rectifica, no vayas a causar daño a gente inocente que siga tus consejos.