Salud

Causas y síntomas de piedras en el riñón

Noelia Hontoria

Foto: Bigstock

Martes 27 de agosto de 2019

2 minutos

Cuidado si has tenido problemas de salud como gota, trastornos en el riñón o infecciones de orina

Causas y síntomas de piedras en el riñón

Las piedras en el riñón son en realidad “desechos” que el cuerpo no consigue eliminar mediante la orina. Cuando estos se acumulan en los riñones, se producen los temidos y dolorosos cálculos renales.

Existen síntomas muy evidentes que apuntan hacia la posibilidad de sufrir piedras en el riñón, pero siempre debe ser el diagnóstico de un médico el que confirme la sospecha. No solo para poner solución, sobre todo para descartar un problema de salud más grave.

Para confirmar este diagnóstico se suelen emplear pruebas de orina o de sangre (ambos pueden medir la cantidad de minerales) o una radiografía abdominal, la cual mostrará el tamaño y la ubicación de los cálculos, aunque no en todos los casos se ven con esta imagen. Es una prueba importante, pero no definitiva si sale negativa.

Cómo detectar los síntomas de las piedras en el riñón

Los síntomas se relacionan principalmente con ciertos problemas de orina, pero también con dolor agudo. Si notas que tienes ganas constantes de ir al baño y sin embargo no puedes hacerlo con normalidad, la cantidad es irregular, te duele o huele mal, es un más que probable síntoma de piedras en el riñón. En ocasiones puedes ver hematuria (sangre) en ella.

Además, también puedes experimentar dolor intenso en la parte baja de la espalda y/o el abdomen, ya sea constante o intermitente. Si notas estos síntomas, no esperes a que la piedra se haga más grande. Su expulsión es bastante dolorosa y puede acarrear otros problemas de salud, como un incorrecto funcionamiento de los riñones. Acude a un doctor para buscar la solución a tu problema.

Una prueba de orina conseguirá detectar las piedras en el riñón

Es cierto que las piedras en el riñón pueden aparecer a cualquier edad, sin embargo, entre los mayores existen algunos factores que aumentan la predisposición a ellas. Si has tenido problemas en los riñones, infecciones urinarias recurrentes o gota, existe una mayor posibilidad de sufrirlos.

Ten en cuenta que estos cálculos se producen por una alta concentración de minerales en la orina, especialmente de fósforo, calcio o oxalato. También hay algunos medicamentos que pueden propiciar la formación de estas piedras (especialmente los diuréticos o antiácidos con calcio, estos últimos muy comunes para tratar la osteoporosis), por lo que siempre debes informar a tu médico en caso de que hayas tenido previamente piedras en el riñón o estés con este tratamiento y experimentes algunos de los síntomas mencionados.

0

No hay comentarios ¿Te animas?