Salud

Cómo viven las personas mayores el calor extremo: "Para algunos es como volver a estar en pandemia"

Pilar Abellán Martínez

Lunes 24 de junio de 2024

7 minutos

Un trabajo pionero trata de entender la percepción que tiene este colectivo de la temperatura

Cómo viven las personas mayores el calor extremo: "Para algunos es como volver a estar en pandemia"
Pilar Abellán Martínez

Lunes 24 de junio de 2024

7 minutos

Un estudio realizado por la UOC y otras universidades, publicado en ‘Nature’, aboga por una perspectiva más integral hacia las personas mayores para mejorar su bienestar en situaciones de calor extremo Esta investigación innovadora combina la antropología y la física para comprender cómo percibe este grupo estas temperaturas.

El trabajo es parte del proyecto EmCliC, y ha sido liderado por Paloma Yáñez Serrano, antropóloga visual e investigadora postdoctoral del Laboratorio de Transformación Urbana y Cambio Global (TURBA Lab) en colaboración con expertos de universidades polacas y de centros de investigación noruegos. 

Este proyecto busca integrar varias disciplinas para enfrentar el desafío del calor extremo, intensificado por el cambio climático.

 

¿Cómo viven las personas mayores el calor extremo?

 

En 2023, 2.155 personas fallecieron en España debido a causas relacionadas con las temperaturas extremas. En 2022, esta cifra superó las 3.000 muertes. Durante ese verano, un equipo de investigadores observó cómo diversas personas mayores en Madrid y Varsovia (Polonia) lidiaban con el calor intenso.

El estudio concluyó que las creencias de este sector de la población, su estado emocional, la historia de vida, su situación económica y los materiales de los edificios donde viven son clave

Una misma temperatura puede ser vivida de muchas maneras distintas, incluso por una misma persona. Y ante el calor extremo, la gente mayor necesita ciudades más preparadas y menos recomendaciones restrictivas.

"El calor es una experiencia individual"

Paloma Yáñez Serrano subraya que "una alerta por ola de calor no es el fin del mundo. Las personas mayores son activas y tienen capacidad para adaptarse, pero hay que hablar de qué necesita cada grupo dentro de la ciudad y cómo nos ayudamos entre nosotros".

"No se trata tanto de estimar una temperatura en grados, sino de ver qué hace la gente con esa temperatura. Para diseñar cualquier protocolo de acción ante olas de calor, es básico tener en cuenta la termocepción, es decir, la percepción de la temperatura.", explica 

Añade que "el calor es una experiencia individual y, si queremos cuidar a esta población más vulnerable, hay que entenderla mejor".

 

La ¿Cómo viven las personas mayores el calor extremo? Foto: bigstock

 

El equipo de profesionales que redactó este artículo estaba compuesto por antropólogos y físicos, y la investigación se enfocó en personas mayores que residían en ciudades con efecto isla de calor urbana. Esto se refiere a ciudades  donde las temperaturas eran considerablemente más altas debido a la actividad humana.

Este es el caso de Madrid y Varsovia. El equipo mantuvo un estrecho contacto con diez personas de cada ciudad durante los veranos de 2021 y 2022. Profundizaron en sus vidas y además instalaron sensores en sus hogares para registrar la temperatura.

De esta manera, pudieron analizar de forma cualitativa y cuantitativa cómo experimentaban el calor extremo y qué medidas tomaban para sobrellevarlo, desde encender el aire acondicionado y bajar las persianas, hasta mojar una toalla o rociarse con agua.

"Es como si la ciudad no estuviera pensada para la gente y para el calor (…), como si las soluciones para el calor tuvieran que estar necesariamente dentro de casa porque la ciudad no tiene ni medios ni recursos", opina uno de los participantes en la película que grabó Yáñez sobre su investigación.

"Algunos sienten como si volvieran a estar en pandemia" 

Yáñez destaca que, aunque las recomendaciones generales para enfrentar los episodios de calor extremo y las olas de calor suelen ser lógicas, los participantes del estudio se sentían poco comprendidos por las autoridades que las emiten.

"Para cada recomendación tenían un pero. Se les aconsejaba reducir el ejercicio físico, pero algunos de ellos necesitaban moverse y salían por la mañana. Se les decía que se quedaran en casa y que su familia les cuidara, pero muchos no tienen familia ni recursos para poner el aire acondicionado todo el día", relata. 

 

¿Cómo viven las personas mayores el calor extremo?

 

Tal y como explica la investigadora de la UOC, hay veces que la temperatura de su casa era superior a la del exterior: "Algunos sentían como si volvieran a estar en pandemia.

"Decían que el desequilibrio climático era una nueva excusa para encerrarlos. Eran muy críticos con la estructura urbana, con el cierre de parques o con la tala de árboles, y demostraban una consciencia sobre el territorio que quizás mucha gente más joven no tiene", asegura.

Una generación de "estoicos"

En este respecto, la antropóloga anima a dejarnos inspirar por la forma en la que las personas mayores utilizan los recursos energéticos.

"Los que tienen hijos se quejaban de que iban a visitarlos y les subían las persianas, cuando ellos saben muy bien cuándo tienen que estar bajadas para generar ese efecto de cueva. Es un conocimiento que está en su piel, en su experiencia de vida", remarca.

Añade que algunos eran incluso exageradamente "estoicos", ya que aguantan el aumento de las temperaturas y dejan en segundo plano su bienestar.

Yáñez prevé seguir trabajando en el cruce de disciplinas científicas para entender y afrontar mejor las situaciones que genera el cambio climático.

Sobre el autor:

Pilar Abellán Martínez

Periodista

… saber más sobre el autor