Salud

Consejos para no caer en el sedentarismo a medida que vas cumpliendo años

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 12 de julio de 2019

2 minutos

Moverte más solo te traerá ventajas y hay pequeños trucos para conseguirlo casi sin darte cuenta

Consejos para no caer en el sedentarismo

El sedentarismo es un “mal” silencioso que acecha especialmente a las personas mayores, que poco a poco reducen la actividad física, optando por la comodidad del sofá. La Fundación Española del Corazón (@cuidarcorazón) lo dice con absoluta claridad, el sedentarismo es un factor de riesgo frente a las enfermedades cardiacas. Además, la falta de movimiento es también una de las principales causas de obesidad e hipertensión. ¿Cómo puedes combatirla desde el origen?

Pequeños gestos cotidianos para evitar el sedentarismo

No es algo que ocurra de un día para otro. Simplemente, vamos postergando el ejercicio hasta que, sin darnos cuenta, pasamos gran parte de la jornada sentados leyendo, viendo la tele o frente a la pantalla de un ordenador. Si crees que el sedentarismo se está imponiendo como costumbre, no lo permitas, porque se trata de una cuestión de salud. Algunas medidas, muy sencillas, que puedes poner en práctica son:

Cómo evitar el sedentarismo
  • Proponte no pasar más de dos horas seguidas sentado. Es una de las recomendaciones básicas que hace el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (@sanidadgob) a la población en general y, en especial, a las personas mayores. Se trata de interrumpir conscientemente esos largos periodos de inmovilidad llevando a cabo unos minutos de descanso activo. Ponerte de pie y hacer unos estiramientos, unas extensiones de brazos, unas elevaciones de rodillas o caminar unos pocos pasos (ve a buscar cualquier cosa) va a romper esa falta de movimiento que, progresivamente, lleva al sedentarismo y a sus consecuencias.
  • Camina al menos 30 minutos diarios. Póntelo por norma y deja las excusas “climatológicas”. Si te da pereza, prueba a pasear en compañía o a hacer alguna actividad física en grupo. A veces la “obligación” de sacar al perro es una motivación extra que beneficia tanto a tu salud como a tu mascota.
  • Utiliza la línea de transporte de “San Fernando” (un ratito a pie y otro caminando) para las distancias cortas. Deja el coche siempre que sea posible y si necesitas coger el autobús, ve con tiempo y bájate una parada antes.
  • Mira las escaleras con otros ojos. Si tu condición física lo permite, subir y bajar unos pocos peldaños, a tu ritmo, es un excelente ejercicio aeróbico.
  • Disfruta de un paseo en bicicleta, pues es una actividad muy agradable que puede realizarse a cualquier edad.

Por último, a estas medidas generales, el Ministerio de Sanidad añade dos más, especialmente recomendables para personas mayores de 65 años: en esos minutos de descanso activo, haz ejercicios que te ayuden a mejorar el equilibrio y, al menos una vez a la semana, centra tu actividad física en rutinas que favorezcan el fortalecimiento de los grandes grupos musculares.

1
Maria Dolores Javaloyes Hace 2 meses
No quiero ser sedentaria