Salud

Me duele la garganta al tragar: ¿Qué tengo? ¿Laringitis o faringitis?

Manuela Martín

Jueves 29 de octubre de 2020

1 minuto

Me duele la garganta al tragar: ¿Qué tengo? ¿Laringitis o faringitis?

¡Me duele la garganta! Cuántas veces hemos dicho esa frase, pero seguro que pocas hemos sido capaces de reconocer qué tenemos exactamente: ¿laringitis o faringitis? Pues bien, lo primero que debemos saber es que la faringe es la parte que se sitúa justo detrás de la boca y conecta la nariz y la boca, y la laringe es la parte más inferior de la garganta donde se sitúan las cuerdas vocales. Una vez aclarada la zona de dolor, veamos otras diferencias.

La mayoría de los dolores de garganta son causados por infecciones de virus, bacterias, hongos o parásitos, así como por el propio reflujo gástrico o sequedad en el aire.

Tanto la laringitis como la faringitis se dan más en los meses de frío y entre sus principales síntomas se encuentran dolor, tos, voz ronca, fiebre, dificultad al tragar alimentos o enrojecimiento de la garganta, entre otros.

Se trata de una infección contagiosa que se propaga por el aire, por ello, debes lavarte las manos con frecuencia, usar pañuelos al toser o estornudar, entre otras medidas de higiene. Además, el uso de mascarillas es una buena opción para evitarlo, especialmente en estos momentos en los que su uso es obligatorio debido a la actual situación de pandemia derivada del COVID-19.

Dolor de garganta (bigstock)

¿Cuál es el tratamiento?

En ocasiones, a menos que se realice un cultivo, es difícil distinguir entre laringitis o faringitis a simple vista para poner un tratamiento específico, el cual se basará en nuestra edad, el estado general de salud del paciente y su historia médica, entre otros aspectos.

En estos casos, es importante saber que no debemos automedicarnos con antibióticos. Nuestro médico será quien nos prescriba este tipo de medicamentos solo si la infección es causada por bacterias, de lo contrario, nos recetará otro tipo de medicamentos o analgésicos para aliviar el dolor. No obstante, aunque tanto la laringitis como la faringitis son molestas, has de saber que, en la mayoría de los casos, suelen desaparecer solas.

Para aliviar los síntomas, te recomendamos que bebas abundante agua para hidratar la garganta e incluso coloques un humidificador en casa para impedir la sequedad. También, puedes hacer gárgaras con agua tibia con sal o bien chupar caramelos o pastillas para el dolor de garganta.

Y ¿cuál es la principal diferencia entonces para saber qué tengo? Pues lo primero, es que rara vez la laringitis está causada por bacterias y lo segundo es que, en el caso de que padezcas laringitis, recuerda que se trata de un hinchazón y enrojecimiento de la caja de la voz, con lo cual, debes evitar a toda costa gritar o hablar en voz alta. Y ante la duda, consulta siempre con tu médico.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?