Medicina preventiva

Hipotermia, un trastorno muy común en personas mayores en invierno e incluso en verano

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 12 de agosto de 2019

1 minuto

Este fenómeno se produce por un descenso de la temperatura corporal y se presenta gradualmente

Hipotermia, un trastorno muy común en personas mayores en invierno y aún en verano

Las personas mayores tienen mermadas sus capacidades para regular la temperatura, y esto puede provocar que en ocasiones no sepan identificar la sensación de frío. Esto es un problema en especial si se está sufriendo una hipotermia, porque es posible que no la puedan detectar. Este trastorno se produce cuando se produce un descenso de la temperatura corporal por debajo de los 35ºC. Es decir, el cuerpo pierde más rápido el calor frente a su capacidad de producirlo.

Qué la origina

Las causas de la hipotermia tienen que ver por un lado con el clima, ya que es más frecuente en lugares donde hace mucho frío, pero por otros también puede acontecer si nos bañamos en aguas muy frías, al margen de cuál sea la temperatura exterior. De igual modo, estar mucho tiempo con ropa mojada, sumergido en aguas frías durante un tiempo prolongado o vivir en una casa sin calefacción o con el aire acondicionado demasiado alto, son situaciones que pueden originar esta circunstancia.

Uno de los primeros síntomas que aparecen son los escalofríos, ya que el cuerpo reacciona de este modo automáticamente con el objeto de regular la temperatura interna. También se experimentan otros signos como confusión, debilidad, somnolencia, falta de coordinación, respiración lenta, debilitamiento de la frecuencia cardiaca, y notaremos que la piel está muy fría y adquiere una apariencia pálida. Si no se actúa de forma rápida, se puede llegar a un paro cardiaco, entrar en estado de shock o coma.

Qué es lo que se esconde detrás de los escalofríos

Síntomas graduales

Las manifestaciones surgen de manera gradual, de modo que es probable no darse cuenta al principio de lo que nos está sucediendo, en especial en edades avanzadas. De modo, que es necesario actuar lo más rápido posible y llamar al servicio de urgencias o pedir a alguien que esté junto a nosotros que lo haga.

Una vez acudan los expertos realizarán diversas pruebas para examinar el estado del paciente y se adoptarán medidas para que vuelva a recuperar su temperatura corporal. Mientras, tendremos que intentar cubrir el cuerpo del afectado con mantas o ropa, además de la cabeza y el cuello para retener el calor. En ocasiones, si el afectado lo tolera se le puede administrar algún líquido caliente o dulces.

0

No hay comentarios ¿Te animas?