Tecnología

La ropa "inteligente" controla la temperatura o el ritmo cardiaco... y es solo el principio

Mariola Báez

Jueves 28 de febrero de 2019

2 minutos

Moda y tecnología se unen para crear prendas innovadoras que no se limitan a cubrir nuestro cuerpo

Ropa inteligente (Pixabay)

Zapatos con GPS incorporado, bolsos en los que se puede recargar el móvil o camisetas que envían datos sobre la presión sanguínea o el número de pulsaciones que genera el bombeo del corazón… no son cosa del futuro, sino prendas reales que ya están aquí y que en ese futuro pueden tener múltiples aplicaciones en campos muy diversos, desde el deportivo, hasta el sanitario.

Ropa inteligente y funcional en proyectos innovadores

El sector textil y el tecnológico comparten iniciativas e investigaciones para lograr tejidos “inteligentes” que dejan de ser únicamente una cuestión de estética y de protección frente a las distintas condiciones meteorológicas. Después de las pulseras de actividad o los relojes inteligentes, son los nuevos wearables (lo que llevas puesto), capaces de captar y transmitir información de todo tipo sobre tu estado físico e incluso de tomar medidas para corregir una situación anómala.

Conseguir insertar en las prendas de vestir tradicionales, sensores, microchips, fibras conductoras de información o microcanales por los que pudiera pasar aire (o agua) frío o caliente para influir en la temperatura corporal, está siendo, en las últimas décadas, objetivo de numerosos proyectos empresariales.

Proyecto Jacquard

Pionero fue el proyecto Jacquard en el que el gigante Google y la textil Levi’s se unieron para crear una cazadora inteligente que fuera el punto de partida para el diseño de un tipo de prendas absolutamente revolucionarias en cuanto a sus funcionalidades. El objetivo es que la ropa que utilicemos sea capaz de llevar a cabo casi cualquier cosa que pudiésemos hacer con un móvil o con cualquier otro elemento que implicase medir cualquier parámetro (temperatura, pulsaciones, calorías consumidas en una actividad...)

Ropa interior, como la incluida en la colección Skiin Smart de la compañía Myant Inc, capaz de dar datos fiables sobre temperatura, ritmo cardiaco o nivel de grasa corporal, o prendas fabricadas en tejidos inteligentes especialmente diseñados para ayudar a prevenir caídas en personas mayores, como los que investiga el proyecto INSTINTO del Instituto tecnológico Textil (AITEX) son realidades capaces de cambiar el concepto de lo que significa vestirse.

Pijamas o camisetas que cambian de color cuando la temperatura corporal es demasiado elevada e indica fiebre, cazadoras que registran datos sobre la tensión y los envían a dispositivos móviles para tener información inmediata y tomar medidas oportunas, gorros que incorporan micrófonos y auriculares para estar conectados en cualquier paseo, o fibras textiles que dejan de ser flexibles y alcanzan la rigidez necesaria, si detectan una caída inminente, para minimizar el posible impacto… un futuro sorprendente y cada vez más real.

0

No hay comentarios ¿Te animas?