Preguntas

Consejos para aliviar la sinusitis en personas mayores

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Martes 22 de octubre de 2019

2 minutos

Existen varios fármacos para calmarla, pero también podemos recurrir al vapor y otros remedios

Consejos para aliviar la sinusitis en personas mayores

La sinusitis se produce por una inflamación de los senos paranasales (los espacios que hay dentro de los huesos pequeños que rodean la nariz). Esta alteración se debe a infecciones de virus, bacterias o a cuestiones alérgicas. Cuando nos constipamos o si somos alérgicos notamos como en ocasiones la nariz se congestiona o se obstruye con frecuencia, y a veces se experimenta rinorrea o secreción nasal. También se puede sentir cierta presión en el rostro y hasta en ocasiones aparecen cefaleas o fiebre.

Motivos de su aparición

Es un síntoma muy molesto que posee las mismas características al margen de la población que lo presenta, ya sean adultos jóvenes o mayores. Cuando surge de forma espontánea suele deberse a algún virus. En el entorno hospitalario es más probable que se produzca por determinadas bacterias.

Si la sinusitis se prolonga durante tres meses o más a pesar de recibir un tratamiento entonces se considera crónica. Las causas pueden ser diversas, por ejemplo la presencia de pólipos nasales, alergias, anomalías estructurales como el tabique nasal desviado o incluso irritantes químicos medioambientales, entre otros.  

Cuáles son las diferencias entre gripe y resfriado (Bigstock)

Qué medidas adoptar

Para aliviar la sinusitis aguda podemos recurrir a distintos fármacos. La mayoría de ellos se orientan a mejorar el drenaje de la zona y frenar la infección. Muchos casos se acaban resolviendo por sí solos, pero es posible que el médico nos indique algún medicamento.

Lo principal en estos casos es que la mucosidad se mantenga líquida o diluida, por ello se recomiendan varias medidas. Por un lado, se puede aplicar un paño caliente o tibio pero que esté húmedo en la cara varias veces al día.

Se aconseja también inhalar vapor entre dos o cuatro veces a lo largo de la jornada. Para ello podemos dejar la ducha del baño abierta y esperar a que este se forme para inhalarlo de forma natural.

Debemos intentar que el aire de la habitación donde vayamos a dormir esté húmedo, por eso no hay que poner la calefacción muy alta y usar un humificador.  También se puede aplicar una solución salina para la nariz a la que recurrir en varias ocasiones.

En el caso de que el médico lo recete se puede usar un aerosol nasal que alivie la congestión, pero durante pocos días, los que nos indique el facultativo, ya que si no los síntomas pueden ir a peor.

0

No hay comentarios ¿Te animas?