Preguntas

¿Es bueno para la salud dormir con tu perro o gato?

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Martes 27 de agosto de 2019

1 minuto

Tocar a nuestro perro aumenta el nivel de oxitocina en nuestros cerebros y nos hace sentir mejor

Mujer durmiendo con su perro y gato
Marco Herrera

Foto: Bigstock

Martes 27 de agosto de 2019

1 minuto

Muchas personas permiten que sus mascotas duerman con ellos, pero ¿es saludable? ¿Existen riesgos para la salud al permitir que tu perro o gato comparta la cama contigo? Veamos tendencias y datos sobre dormir con tu mascota, los beneficios y los riesgos.

¿Es común dormir con la mascota?

Alrededor del 35% de los hogares españoles tienen como mascota mínimo un perro o un gato, según los últimos números de los FEDIAF, la industría europea de comida para mascotas. Sin embargo, estos datos pueden variar ligeramente ya que, aunque cada vez menos, sigue habiendo en nuestro país perros sin registar mediante chip, sobre todo en el entorno rural, y por tanto modificar muchas estadísticas.

¿Dónde duermen nuestras mascotas?

Una encuesta de Houzz (@HouzzSpain) informa que el 14% de los dueños de perros dejan que su mascota duerma en su cama, mientras que en el caso de los gatos este dato asciende al 33%.

Beneficios para la salud de dormir con tu perro

En 2014, la Universidad de Queensland analizó los datos de Sealy (@Sealy) de más de 10.000 participantes en una encuesta para analizar el colecho humano-animal y su impacto en el sueño. Los investigadores descubrieron que las personas que compartían la cama con sus mascotas tardaron más en quedarse dormidas (4 minutos más de media) y tenían más probabilidades de despertarse cansadas, aunque un cansancio leve. A pesar de que es necesario realizar más investigaciones, estos son problemas de calidad del sueño bastante menores, especialmente en comparación con los beneficios positivos que este informe destacaba.

Hombre durmiendo en la cama con su perro

Mayor sensación de seguridad

Compartir cama con tu mascota puede hacerte sentir más seguro por la noche, tanto emocional como físicamente. Muchas personas citan la seguridad y la protección como una razón para tener un perro: mantener a tu perro cerca de ti mientras te sientes más vulnerable (dormido) puede satisfacer esta necesidad. Otras simplemente se sienten más seguras al dormir con otra persona: una mascota puede ser un buen sustituto para alguien que vive solo.

Reduce el estrés

La gente que sufre de insomnio también experimentan estrés, depresión y ansiedad. La agitación emocional de estos trastornos hace que sea difícil conciliar el sueño por la noche. Las mascotas promueven sentimientos de calma y alivio, lo que ayuda a contrarrestar los fases de la ansiedad asociadas con el insomnio de inicio del sueño. Solo tocarlos aumenta el nivel de oxitocina en nuestros cerebros y nos hace sentir mejor. Son una presencia tranquilizadora que ayuda a reducir el estrés.

Calidez

El calor y la respiración rítmica del cuerpo de una mascota en la cama también pueden proporcionar un efecto calmante que adormece a una persona. Las perros tienen una temperatura corporal más alta que la nuestra y pueden actuar como una versión mucho más segura de una manta eléctrica.

Riesgos para la salud de acostarte con tu mascota

Según un pequeño estudio realizado en 2014 por el Centro de Medicina del Sueño de la Clínica Mayo (@ClinicaMayo) de 150 pacientes, el 41% dijo que no tenían ningún efecto o incluso un efecto positivo en su sueño, pero el 20% argumentó que sus mascotas perturbaron su sueño a veces.

Agrava las alergias a las mascotas y el asma

Poco menos del 10% de las personas sufren de asma y alrededor del 15% de la población española tiene alergias a perros o gatos. Si entras en alguno de estos dos grupos demográficos, no debes permitir que tu mascota duerma en la misma cama que tú. De hecho, ni siquiera deberías permitir que duerman en el dormitorio, o tendrás dificultades para conciliar el sueño.

El problema con los alérgenos de las mascotas es que no están aislados del cuerpo de tu perro o gato. Los alérgenos de las mascotas pueden adherirse a otras superficies como ropa, armarios o ropa de cama y seguir siendo inflamatorios para las personas alérgicas incluso cuando la mascota ha salido de la habitación. Si eres alérgico pero quieres que tu mascota duerma en tu habitación, usa siempre un filtro HEPA. Las vacunas contra la alergia también pueden ayudarte a desarrollar cierta tolerancia.

Mujer durmiendo con su gato

En ciertos casos, aumenta el riesgo de enfermedad

Incluso si no eres alérgico a las mascotas, estas pasan más tiempo fuera interactuando con elementos que debes evitar, que de lo contrario podrían interferir en tu salud. De hecho, se estima que el 60% de los patógenos humanos son transmitidos por animales.

Las mascotas no están exactamente limpias, pero si mantienes a perro o gato al día con las vacunas y los medicamentos para parásitos y están sanos, no deberías tener inconvenientes para dormir con ellos.

Pueden interrumpir el sueño

El movimiento de perros o gatos más pequeños pueden no llegar a despertarte, pero el movimiento de mascotas más grandes sí. Los perros tienen sueños como nosotros, y mueven las patas, gruñen y se mueven dormidos. Cuando los animales se rascan por la noche, el ruido de sus uñas o el collar también pueden interrumpir tu sueño.

Debido a que son nocturnos, es más probable que los gatos despierten a quienes estén durmiendo. Por su parte, los perros de todos los tamaños se inclinan cómodamente a tratar de acaparar la cama. Si tu mascota perturba tu sueño, una posible solución es conseguirles su propia cama para perros o gatos y mantenerla dentro del dormitorio. De esa manera, todavía estarán cerca, pero es menos probable que interrumpan físicamente tu sueño.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?