Salud

Insomnio tecnológico, qué es y cómo puedes combatirlo para dormir mejor

Ignacio Casanueva

Martes 13 de octubre de 2020

2 minutos

¿Qué es el insomnio tecnológico?

Dormir es uno de los actos que mayor beneficio trae a nuestro organismo. Gracias a él nuestro cuerpo descansa, recarga energías y mejora la eliminación de todos los tóxicos he impurezas del día.

El problema de los trastornos del sueño, en general, es bastante frecuente. Se estima que un cuarto de la población padece alguna alteración del sueño, y hasta la mitad puede referir algún tipo de problema para dormirse inmediatamente al estar en la cama. 

En el insomnio común hay distintos factores y causas. Lo más habitual es que se vincule el problema a un trastorno de ansiedad, estrés o una mala higiene del sueño. Sin embargo, el insomnio tecnológico, en cambio, tiene una causa puntual: la tecnología de las pantallas.

Su aparición es más o menos reciente porque la introducción masiva de la tecnología también es reciente, sobre todo el boom de los smartphones. Al poder llevar los teléfonos móviles, también nos hemos dado cuenta de que podemos estar con ellos en la cama.

Ruido blanco para dormir: ¿funciona de verdad?

 

Irse a dormir a una hora prudente, así como mantener un descanso adecuado es una de las tareas que hoy en día más nos cuesta. Y es que es bastante común irse a dormir y una vez que se está arropado por las sábanas activar el móvil para echar un vistazo a las redes sociales. Un último vistazo que de 5 minutos tiende a a alargarse horas incluso. Este hecho reduce las horas totales de sueño efectivo, y si el ciclo no se detiene y se repite de manera constante, el cuerpo empieza a fallar en sus funciones. Y es que exponerse a la luz azul de las pantallas no solo es perjudicial para la salud de los ojos, también resulta que estimula el cerebro en gran medida y le impide relajarse.

Para evitarlo, hay podemos seguir algunos consejos.

  • Brillo bajo: deberíamos bajar el brillo de las pantallas cuando atardece y va anocheciendo, para atenuar su efecto sobre la melatonina.
  • Evitar la electrónica antes de dormir: sería ideal crear una rutina donde los aparatos tecnológicos queden fuera de nuestro alcance la hora antes de acostarnos.
  • Quitar los dispositivos con pantalla de la habitación: en línea con el consejo anterior, también sería ideal que alrededor de nuestra cama no existan pantallas que podamos utilizar. Su mera presencia generará la ansiedad de poner nuestros ojos frente a ellas.
  • Activar modos nocturnos: varias aplicaciones han implementado los modos oscuros o modos noche para que el brillo de las pantallas sea más leve y el fondo se haga negro. La intención de estos modos es disminuir el efecto que venimos comentando.
  • No compensar con medicación: si padecemos insomnio, independientemente del caso, una mala decisión es iniciar la toma de fármacos para dormir sin consulta médica. Podríamos estar añadiendo un problema más, en lugar de solucionarlo.

Poniendo en marcha estos consejos, pese a la tentación de echar ese "último vistazo" a nuestra pantalla, nos ayudará a que poco a poco recuperemos ese sueño placentero que nos permite comenzar un nuevo día con las pilas cargadas. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?