Salud

¿Qué puedes hacer para no fracasar más con las dietas? Sigue las siguientes pautas

Rosa María Torres

Foto: Bigstockphoto

Sábado 11 de mayo de 2019

2 minutos

Las dietas milagro que prometen una pérdida de peso rápida, producen problemas graves de salud

Qué hacer para no fracasar en las dietas

Por norma general, casi todo el mundo suele sucumbir a los encantos de las "dietas milagro", sin saber que el fracaso está casi asegurado y que su salud puede verse perjudicada. Normalmente, con estas dietas se produce una pérdida de peso muy rápida, pero una vez finalizada se pueden recuperar los kilos perdidos y, en algunas ocasiones, incluso más. Un problema conocido como efecto rebote, vinculado a la incapacidad para mantener esa rutina alimentaria concreta durante un tiempo prolongado.

¿Por qué se produce el fracaso?

Muchas personas creen que cuanto menos se come, más se adelgaza y más efectiva es una dieta. Grave error. Esto no solo puede hacer fracasar tu objetivo, también afecta a tu salud, porque el ayuno de forma prolongada provoca que el cuerpo no pierda grasa, sino masa muscular y líquidos.

Entonces, cuando el cuerpo tiene que adaptarse a la nueva situación y conservar su energía, el organismo reduce el ritmo del metabolismo para gastar menos calorías con el movimiento. Cuando se corta el ayuno, el cuerpo sigue con ese mecanismo de defensa, por lo que le costará más quemar dichas calorías.

Además, no existe una dieta universal para todas las personas, cada una tiene sus propias características. El éxito de un tratamiento para adelgazar consiste en perder el 10% del peso inicial y mantenerlo, por lo menos, durante un año. Así, los cambios deben ir introduciéndose poco a poco.

Consejos para no fracasar en las dietas

Consejos para no fracasar en el intento

  • Planea bien tu objetivo. Lo normal es perder medio kilo a la semana. Por ende, todas aquellas personas que establezcan perder entre 7 y 10 kilos al mes pueden padecer deficiencias nutricionales y sufrir fatiga, malestar o insomnio, entre otros síntomas.
  • No olvides los hábitos. Es vital establecer unos horarios de comida, evitar picar entre horas y no cenar muy tarde.
  • Sé constante. Una vez se han perdido los 3 o 4 primeros kilos, mucha gente suele abandonar. Esto es un error, ya que esos kilos son de agua y van a volver a aparecer muy rápido. Lo más importante es ser constante y seguir unos hábitos duraderos que permitan mantener el peso perdido.
  • Haz ejercicio. Para que los efectos de tu dieta se multipliquen, no debes olvidar el ejercicio físico. Busca uno que te motive y con el que disfrutes.
  • No uses fármacos. Los medicamentos para adelgazar hacen que el cuerpo se adapte a ellos y, a la hora de dejarlos, causan un efecto rebote que recupera todo lo perdido.
  • Cuida el aspecto psicológico. Muchas veces la ansiedad o la depresión pueden llevarte a comer en exceso. Para evitarlo, lo primero que debes hacer es identificar las causas e intentar eliminarlas. No permitas que la dieta se convierta en un suplicio o fuente de frustración. Si es necesario, pide ayuda a un especialista para que te haga el camino más fácil y te enseñe a superar los obstáculos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?