Alimentación

Alimentarse no es lo mismo que nutrirse

Rosa María Torres

Martes 16 de abril de 2019

2 minutos

Comer sano no tiene que ser un sufrimiento, sino un estilo de vida

Alimentarse no es lo mismo que nutrirse: comida familiar (bigstock)

Comer es un placer y hacerlo de forma sana, debe serlo también. Es una elección personal, donde no se trata de prohibirnos alimentos, sino de conectar con nosotros mismos para entender qué es lo que elegimos comer.

Además de saciar nuestro apetito y disfrutar de los alimentos, cuando nos alimentamos debemos aportar a nuestro cuerpo nutrientes que se necesitan para la vida. Cada alimento que ingerimos se va a transformar en la energía que necesitamos para realizar nuestras tareas diarias.

Alimentación OK, nutrición KO

De hecho, hoy en día es muy habitual que estemos bien alimentados pero mal nutridos. Esto se debe a que los alimentos que ingerimos no contienen los elementos necesarios para una buena nutrición.

Esto es así porque, hoy en día, existen muchos alimentos carentes de nutrientes y cargados de aditivos para darles sabor. Por eso, debemos tener claro qué alimentos nos dan nutrición, vitaminas, minerales, hidratos, proteínas, vitalidad, etc. Además, nos alimentamos de forma voluntaria y precisamente por eso somos los responsables de educar y modificar nuestros hábitos.

En resumen, alimentarse es la acción de ingerir alimentos para saciar el hambre y nutrirse es el proceso biológico por el cual nuestro organismo obtiene los nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento.

¿Qué son los nutrientes?

Los nutrientes son sustancias químicas que mantienen la salud y el buen funcionamiento del organismo, al que acceden a través de los alimentos que consumimos. En los alimentos naturales es donde encontramos los nutrientes de mayor calidad y mejor asimilación. Su función es formar y mantener las estructuras corporales, darnos energía, regular los procesos metabólicos del organismo, etc.

¿Cuáles son?

  • Los macronutrientes: proteínas, hidratos de carbono y lípidos.
  • Los micronutrientes: vitaminas, minerales y oligoelementos.

Plato equilibrado y saludable con muchos nutrientes (bigstock)

Cómo conseguir un equilibrio alimentación-nutrición

En nuestro país para que una dieta sea equilibrada es necesario que haya 12-15% de proteínas de origen animal, carnes, pescados huevos y lácteos, legumbres y cereales; un 50-60% de hidratos de carbono, presente en gran parte en frutas, verduras, cereales y legumbres; y un 20-30% de lípidos que son las grasas necesarios para el correcto funcionamiento de membranas y hormonas.

En definitiva, para que tu plato se torne saludable ten en cuenta que debe dividirse de la siguiente manera: 1/4 de almidón, 1/2 de vegetales y un 1/4 de proteínas. Es decir, medio plato de verduras, un cuarto de cereales y proteicos (carne, pescado, marisco y huevo).

0

No hay comentarios ¿Te animas?