Salud

El reto de tratar el deterioro visual en personas diabéticas

Toni Esteve

Foto: Bigstock

Sábado 10 de octubre de 2020

2 minutos

Los efectos de la enfermedad pueden llegar a todos los tejidos oculares

El reto de tratar el deterioro visual en personas diabéticas

La diabetes es uno de los trastornos de salud que se presentan con mayor frecuencia entre la población general. Según la Sociedad Española de Diabetes (@SEDiabetes), el 14% de la población padece esta enfermedad. La más habitual es la diabetes de tipo 2, que se da en el 90% de los casos diagnosticados. Los hábitos actuales de alimentación y sedentarismo están haciendo aumentar los casos de forma significativa.

Prueba diabetes

 

Los ojos son órganos particularmente sensible a las alteraciones derivadas de la diabetes. Esta patología se caracteriza porque los afectados poseenunos niveles de azúcar o glucosa en sangre elevados. La glucemia es la glucosa que circula por la sangre, y un aumento de la misma es fruto de una alteración en la secreción de la insulina. Esta es una hormona producida por el páncreas que hace posible la utilización de la glucosa como fuente de energía.

En el caso de la visión, como señala Alejandro Cerviño, profesor asociado y director del Departamento de Óptica-Optometría y Ciencias de la Visión de la Universidad de Valencia (@UV_EG), “los efectos de la diabetes pueden llegar a todos los tejidos oculares, en mayor o menor medida, desde alteraciones en la transparencia de los medios oculares y cambios súbitos de refracción como consecuencia de las alteraciones metabólicas, como a las alteraciones en el tejido retiniano como consecuencia de las alteraciones vasculares. Pero no solamente eso, ya que también es habitual encontrar una incidencia mucho mayor de ojo seco, pérdida de sensibilidad corneal…”.

La patología más habitual

Así, en el Libro blanco de la salud visual en España 2019, editado por el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas (CGCOO @Cgcoo_es), se señala que el problema ocular más habitual que el óptico-optometrista puede encontrar en un paciente diabético es la retinopatía diabética. Esta patología, de la cual se derivan otras complicaciones para la vista, afecta a una de cada tres personas con diabetes mellitus y está considerada la causa principal de pérdida de visión en población adulta en edad laboral. En la mayoría de los pacientes diabéticos la enfermedad transcurre de forma asintomática y silenciosa, “de ahí la gran importancia del seguimiento periódico por parte de un profesional óptico- optometrista, ya que se manifiesta cuando está avanzada o debuta con un evento que limita la visión de forma severa, como el desprendimiento de retina”, asegura el profesor Cerviño.

Cuando la diabetes no está diagnosticada el papel del óptico-optometrista es esencial para lograr una detección temprana de la enfermedad. Sin embargo, cuando la patología ya se ha manifestado, también cobra una especial importancia,  ya que las revisiones ópticas anuales resultan imprescindibles para lograr un seguimiento adecuado de la diabetes y potenciar la visión del paciente.

0

No hay comentarios ¿Te animas?