Sociedad

Abusos sexuales en residencias: piden un registro de trabajadores con antecedentes

65ymás

Martes 16 de febrero de 2021

3 minutos

AESTE condena las agresiones sexuales a dos ancianas en una residencia de Alcanar (Tarragona)

Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez
65ymás

Martes 16 de febrero de 2021

3 minutos

La Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (AESTE) ha condenado "enérgicamente" la agresión sexual a dos ancianas de la residencia de Alcanar, en Tarragona, unos hechos que tacha de "intolerables y gravísimos", y reclama al secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, la creación de un registro que permita a las residencias comprobar que los trabajadores a los que contratan no tienen antecedentes de delitos sexuales, como ya ocurre en el ámbito de la infancia.

"Pedimos que se cree de una vez por todas un registro estatal de trabajadores que, por sus antecedentes, no puedan acceder a trabajar con personas dependientes, tal y como ya se aplica en el ámbito de la infancia. Los niños y los mayores son colectivos igualmente vulnerables y merecen el mismo trato y las mismas medidas preventivas", ha reclamado el secretario general de AESTE, Jesús Cubero.

Según ha añadido, ante este tipo de casos, no se puede permanecer "impasible ni mirar hacia otro lado" y, por ello, hacen "un llamamiento para que se haga justicia sobre las personas implicadas en dichos abusos".

 

 

"Es inaceptable que una persona con este tipo de conducta se aproveche de alguien en situación de vulnerabilidad para abusar sexualmente de ella. Estas personas constituyen un peligro para la sociedad y no representan a todo un sector donde cuidamos de forma excelente a nuestros mayores", ha subrayado.

Por ello, desde AESTE se suman a la calificación de hechos "intolerables y gravísimos" que han hecho desde la Generalitat de Cataluña, y solicitan "que se abra el expediente pertinente en el centro para esclarecer los hechos".

AESTE también aplaude la "rápida" actuación de los Mossos d'Esquadra, que detuvieron el pasado domingo al presunto autor de los hechos. La policía catalana tuvo conocimiento de los mismos cuando una persona residente del centro, de 85 años, fue al colegio electoral con sus familiares para ejercer su derecho a voto, y no quiso volver a la residencia, explicando que había recibido varias agresiones sexuales por parte de un trabajador.

"Como patronal que defiende los buenos cuidados a las personas mayores y en situación de dependencia, saldremos a denunciar públicamente cualquier tipo de abuso sexual, físico o psicológico que se produzca contra una persona mayor. Pedimos el máximo rigor en la aplicación de las penas contra estos indeseables", ha zanjado Cubero.