Asociaciones de mayores

La asignatura pendiente del Siglo XXI: Formación a lo largo de la vida

Alejandro Otero Davila

Miércoles 30 de octubre de 2019

3 minutos

Jornada organizada por FEGAUS, miembro de CAUMAS

Jornada “Asignatura pendiente del Siglo XXI “Formación a lo largo de la vida”

La Jornada “Asignatura pendiente del Siglo XXI: Formación a lo largo de la vida" se  celebró en el Auditorio de la Biblioteca y Archivo de Galicia en la Ciudad de la Cultura, en Santiago de Compostela, el 16 de octubre de 2019 y organizada por FEGAUS (Federación Galega de Asociacións Universitarias Séniors), miembro de CAUMAS, con el objetivo de informar sobre el proceso del envejecimiento, aportando la formación, experiencia profesional y talento de los alumnos de los Programas Universitarios de Mayores (PUM) y facilitando a los mayores, en particular, y a la sociedad gallega, en general, los medios y la tecnología que les permitan acceder a la formación y conocimientos en las TIC, imprescindibles en el siglo XXI.

Consideramos que es necesario difundir los Programas Universitarios de Mayores (PUM) como herramienta eficaz y favorable para el Envejecimiento Activo de un sector de la población que aumenta en cantidad, en esperanza de vida y en calidad de sus actividades. Las actividades intelectuales apoyan y amplían la autonomía en los mayores, por lo que se consideran un factor protector contra una vejez decadente y dependiente, haciendo hincapié en la oferta de formación permanente, que los PUM desarrollan en las universidades gallegas.

Jornada “Asignatura pendiente del Siglo XXI “Formación a lo largo de la vida”

 

Cada vez más, el colectivo de personas mayores demanda una madurez activa y saludable, con ofertas de aprendizaje, con posibilidades de poner en valor la experiencia adquirida, transmitir conocimientos, participar activamente en la sociedad y sentirse útiles.

 Ofrecer oportunidades para disfrutar de esa etapa de la vida es el reto que deben asumir los gobiernos, las instituciones, los políticos, las empresas y la sociedad en general. Las demandas y necesidades de los mayores son tan diversas como diverso es su colectivo, tiene la diversidad de la sociedad, no puede haber un cajón desastre donde todo cabe para dar respuestas a las nuevas exigencias del Siglo XXI.

Las personas mayores se encuentran en condiciones de fortalecer y desarrollar actividades intelectuales, culturales o físicas, retrasándose así el deterioro mental y anímico que ocurre en el proceso fisiológico del envejecimiento.

Han de sentirse protagonistas de su proyecto para conseguir con su actitud, que la vejez sea una etapa más completa de desarrollo vital y no una fase de declive y déficit, demostrando con su conducta que todavía pueden alcanzar cotas más altas en los diversos campos tecnológicos, familiares, sociales o económicos, para los que se encuentran preparados. 

Pueden y deben tener proyectos, aunque sea innegable cierto declive biológico. Las personas mayores demandan una madurez activa y saludable, con ofertas de aprendizaje, con posibilidades de poner en valor la experiencia adquirida, transmitir conocimientos, participar activamente en la sociedad y disfrutar de “una segunda vida”.

La vida es luchar, es querer aprender, crear y derribar muros, son una garantía para disfrutar durante la lucha. Ofrecer oportunidades para disfrutar de esa segunda vida es el reto que asumimos desde FEGAUS con la presentación de la “ASIGNATURA pendiente en el Siglo XXI”, conocer el proceso del envejecimiento y la etapa de la vejez. 

Este proyecto lo acompaña una encuesta que nos ha permitido conocer la formación que la nueva generación de personas mayores, donde nos indica que en este año 2019, el 49 % de los alumnos matriculados en los Programas de Mayores de las universidades gallegas, son UNIVERSITARIOS. Personas que regresan a las clases para “APRENDER POR APRENDER”; adquirir una formación que, durante su paso por la universidad, en su juventud, no pudieron realizar. Y como en toda España, en este grupo de nuevos mayores universitarios, son la mayoría  mujeres.

Disfrutemos de la “segunda vida” aprendiendo, transmitiendo, compartiendo y participando sin reservas ni temores en los cambios y novedades que nos deparará el futuro. Las actividades intelectuales apoyan y aumentan la autonomía en los mayores, por lo que se consideran un factor protector contra una vejez decadente y dependiente, haciendo hincapié en la oferta de formación permanente. 

El deseo que tengo de vivir ahí está la fuerza, la energía, el ánimo, la fortaleza y la resistencia que ejercemos para no dejarnos vencer, para seguir viviendo y disfrutando de la vida.

John Ruskin

"La meta final de la verdadera educación es no sólo hacer que la gente haga lo que es correcto, sino que disfrute haciéndolo; no sólo formar personas trabajadoras, sino personas que amen el trabajo; no sólo individuos con conocimientos, sino con amor al conocimiento; no sólo seres puros, sino con amor a la pureza; no sólo personas justas, sino con hambre y sed de justicia". 


Alejandro Otero Davila, Vicepresidente de CAUMAS y Responsable de Comunicación

Alejandro Otero Davila
Presidente de FEGAUS
Vicepresidente Responsable de Comunicación de CAUMAS

Fuentes para realizar este texto:
Informe presentado a la Xunta de Galicia de lo tratado en la Jornada de la presentación de la Jornada “Asignatura Pendiente en el siglo XXI”

0

No hay comentarios ¿Te animas?