Sociedad

Bon-chan, la tortuga gigante que anima a los clientes de una funeraria en Tokyo

Marta Vicente

Domingo 23 de mayo de 2021

4 minutos

Sus dueños no se imaginaron que a los 25 años llegaría a pesar 70kg

Bon-chan, la tortuga gigante que anima a los clientes de una funeraria en Tokyo
Marta Vicente

Domingo 23 de mayo de 2021

4 minutos

Hace 25 años, Hisao Mitani y su mujer fueron a una tienda de mascotas para comprar una tortuga y se enamoraron de Bon-chan. Por aquel entonces, se trataba de un reptil tan pequeño que cabía en la palma de la mano de sus dueños. El matrimonio nunca se imaginó que su minúscula mascota se convertiría en una tortuga gigante que pasea por las calles de Tokyo ante la incrédula mirada de los viandantes que se cruzan con ella.

La popularidad de Bon-chan comenzó cuando se hicieron virales en redes sociales unas fotografías de su dueño Mitani paseándola por la capital japonesa. El tamaño de esta tortuga africana supone que sea imposible hacerla pasar desapercibida allá por donde va, llegando hasta parecer irreal. Sin embargo, Tiktok ha sido su verdadero trampolín a la fama. Un vídeo compartido por 'sugoimart' cuenta la historia de Bon-chan y la publicación lleva más de 17 millones de reproducciones y 4 millones de ‘me gusta’.

 

@sugoimart

im only living for the kabuto on his head tbh 🐢 ##fyp ##foryoupage ##africantortoise ##japanthings ##animals ##japanlife ##tsukishima ##japan ##sugoimart

♬ original sound - sugoimart

 

El vídeo explica que la extraordinaria tortuga comenzó a crecer a una velocidad sorprendente al cumplir los 10 años y, ahora, a sus 25, pesa la friolera de 70 kg. A su vez, la narradora indica que las caminatas cada vez se hacen más largas, no solo por su ritmo lento, sino porque su dueño tiene que pararse constantemente para tomar fotos a su mascota con sus fans y dejar que la acaricien.

Más allá de su volumen y de su lentitud al caminar, en las imágenes vemos que Mitani viste al reptil con divertidos accesorios, lo que la hace aún más adorable.

El dueño de Bon-chan le viste con accesorios para salir a dar sus largos paseos

 

Pero eso no es todo. Mitani es el propietario de una funeraria, por ello, es habitual ver a la tortuga en la puerta del negocio, dando la bienvenida a los clientes. “Algunas personas pueden decir que es absurdo tener una tortuga tan grande en la entrada de una funeraria. Pero incluso en sus momentos de tristeza, la gente sonríe cuando la ve, así que no creo que sea una mala idea tenerla", señaló su dueño en 2015 a la agencia AFP .

Eso sí, el japonés también teme que Bon-chan tenga que cambiar de dueño algún día. Algo más que probable, teniendo en cuenta que este tipo de tortuga puede vivir hasta los 100 años.

Sobre el autor:

Marta Vicente

Marta Vicente Carmona es Graduada en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y Máster de Marketing Digital y en Edición y Postproducción Digital. Es redactora especializada en temas de sociedad y salud y tiene experiencia como Community Manager.

… saber más sobre el autor