Sociedad

Consejos para evitar ahogamientos en playas y piscinas

65ymás

Sábado 3 de agosto de 2019

3 minutos

Muchas de estas muertes se producen por imprudencias del propio bañista o por falta de vigilancia

Ahogamientos
65ymás

Sábado 3 de agosto de 2019

3 minutos

Es una noticia recurrente en verano: personas que se ahogan en las playas o en las piscinas. En lo que va de año, 232 personas han muerto por este motivo en España y 94 sólo en este último mes de julio, según el Informe Nacional de Ahogamientos (INA), elaborado por la Real Federación de Salvamento y Socorrismo (RFESS). 

Muchas de estas muertes se producen por imprudencias del propio bañista o por la falta de vigilancia por parte de los padres cuando se trata de niños. Y, por tanto, son evitables. Desde Sanitas dan una serie de recomendaciones para evitar disgustos:

Consejos para evitar ahogamientos en las piscinas

Un gran número de ahogamientos se producen en el entorno privado y no necesariamente en una piscina, sino también en piscinas hinchables y bañeras. Y, lo peor es que en la mayoría de los casos las víctimas son niños. En este caso, las recomendaciones de seguridad son las siguientes:

  • Las piscinas privadas deben tener un vallado completo que impide que los niños puedan acceder a ella con facilidad.
  • Los niños se deben bañar siempre acompañados y en la zona de menor profundidad.
  • No hay que perder ni un solo momento de vista a los niños.
  • Todas las piscinas que pertenecen a una comunidad de vecinos está obligadas a tener un socorrista de forma permanente durante toda la temporada y cerrarse cuando finaliza la jornada laboral de éste, asegurándose de que nadie pueda a acceder a ella durante la noche.
      

Cómo evitar los ahogamientos

Consejos para evitar ahogamientos en el mar

Puede ser muy traicionero, pues, por ejemplo, la resaca puede arrastrar hacia dentro a una persona y ésta agotarse rápidamente tratando de volver a la orilla. Pero puede ser suficiente respetar las normas y tomar las debidas precauciones:

  • Bañarse en playas vigiladas por socorristas y que cuenten con servicios de salvamento.
  • Respetar las banderas con las que se advierte del estado del mar: verde, no hay riesgo; amarilla, bañarse con precaución y sin alejarse de la orilla; y roja, no bañarse.
  • Si no se sabe nadar, utilizar un chaleco salvavidas, no un flotador, pues éste se puede salir.
  • Los padres deben vigilar en todo momento a los niños y estar con ellos cuando se bañan. Un niño se puede ahogar en zonas de apenas 30 cm de profundidad.
  • No bañarse si se ha consumido alcohol
  • No bañarse de noche.
  • Evitar tirarse cabeza en zonas de las que no se conoce su profundidad y si no se conoce la técnica correcta para hacerlo.
  • Respetar el tiempo de digestión. Es un tema sobre el hay mucha controversia, pero más vale prevenir que curar. Dos horas es el tiempo más adecuado.
  • Si el agua está demasiado fría, entrar poco a poco o mojarse antes para dar tiempo a que el cuerpo se acostumbre.
  • Salir del agua si se está cansado o se siente frío.
  • Si se practica algún deporte náutico debe hacerse con responsabilidad, siguiendo todas las normas de seguridad y lejos de la zona de baño.