Cultura

¿De dónde viene la tradición del Día de Todos los Santos?

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Viernes 1 de noviembre de 2019

2 minutos

Durante esta jornada se honra a los seres queridos que ya han fallecido visitando sus tumbas

Día de Todos los Santos: Cementerio La Recoleta

El Día de Todos los Santos es una de las fechas más significativas dentro del calendario religioso cristiano. Cada 1 de noviembre los cementerios se llenan de familiares que van a honrar a sus fallecidos, a los que llevan flores en señal de respeto y recuerdo. Pero, ¿de dónde viene esta celebración? ¿Por qué el 1 de noviembre y no en otro momento del año? La explicación nos conduce hasta el siglo IX.

Todos en un mismo día

El objetivo del Día de Todos los Santos es honrar a los difuntos que han superado el purgatorio y que se han santificado hasta lograr pasar el resto de su existencia junto a Dios. El problema en los primeros siglos de la cristiandad era que resultaba muy complicado conmemorar cada una de las muertes de los santos mártires en cada lugar que habían sucedido y en la fecha correspondiente, ya que con las persecuciones romanas, habían sido muchos los cristianos asesinados.

Así que en el siglo VIII, el papa Gregorio III consagró una capilla en la Basílica de San Pedro a todos los santos, fijando la fecha en el 1 de noviembre. Unos años después, ya en el siglo IX, Gregorio IV decidió que dicha celebración se extendería a toda la Iglesia, de modo que el primer día de dicho mes se celebrarían Todos los Santos, provocando con ello que el 2 de noviembre pasara a ser el Día de los Fieles Difuntos y el 31 de octubre la Víspera de Todos los Santos -muy popular en territorios anglosajones-.

Los cinco camposantos más esculturales de España

¿Por qué en noviembre?

Entre las teorías del porqué de esta elección, la que más peso suele tener es la que apunta la influencia de la costumbre celta del Samhain (muy presente en el norte de Europa), en la que se celebraba el final de las cosechas y, en cierto modo, la muerte de lo vivo. Esto se producía entre la noche del 31 de octubre y el día del 1 de noviembre.

No obstante, para llegar al origen de la tradición de honrar a las personas muertas hay que sumergirse en los anales de la historia, pues desde tiempos ancestrales las necrópolis han tenido un especial significado e importancia para los distintos pueblos de todo el mundo, aunque estos no estuvieran conectados entre sí.

Estas son algunas de las especies de flores más adecuadas para el Día de Todos los Santos

De un modo u otro, lo cierto es que la tradición cristiana es la de mostrar respeto a las personas fallecidas este día, momento que también conmemorar los diferentes templos religiosos, de modo que no es extraño ver cómo las catedrales, basílicas y demás iglesias suelen exhibir las reliquias de los santos que poseen.

0

No hay comentarios ¿Te animas?