Gastronomía

La rica repostería del día de Todos los Santos que muy pronto podrás degustar

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Domingo 20 de octubre de 2019

2 minutos

Sin menospreciar a la calabaza de Halloween, los dulces propios de la festividad son protagonistas

Dulces de todos los santos

Es cierto que en solo unas décadas, Halloween ha ido ganando terreno y la víspera del 1 de noviembre es la noche de brujas, zombis, vampiros y demás, pero tradiciones propias de este día, como visitar los cementerios y llevar flores en recuerdo de los seres queridos, es una costumbre muy arraigada, especialmente entre las personas mayores.

Independientemente de cómo se celebre ese día, en lo que existe unanimidad es en reconocer que, en esas fechas, los escaparates de las pastelerías resultan más irresistibles que nunca, con dulces sencillos y exquisitos algunos solo disponibles en esta época del año

Buñuelos, huesos de santo, panellets… ¿Con cuál te quedas?

Harina, azúcar, almendra, huevo, aceite de oliva… los dulces típicos de Todos los Santos se basan en la repostería artesanal que parte de materias primas de calidad óptima (todo depende de dónde los adquieras). Cada comunidad autónoma, y casi cada pueblo, tiene sus dulces típicos, pero entre los más conocidos (y consumidos) en toda España tienes para elegir:

  • Huesos de Santo. Es el más popular y uno de los que resulta difícil encontrar fuera de “temporada”. El original pastelito consiste en un pequeño cilindro de mazapán, por lo que uno de sus ingredientes principales es la almendra, en cuyo interior se introduce una densa crema de yema, de textura solidificada pero esponjosa. El resultado, un “hueso” con tuétano incluido, que resulta  delicioso al paladar. Se estima que los huesos de santo, se empezaron a elaborar en el siglo XVII.
dulces todos los santos
  • Buñuelos de viento. Harina de trigo, mantequilla o manteca, huevos, leche, una pizca de sal y especias como la canela o el anís (optativo)… son los ingredientes básicos para preparar otro de los clásicos de Todos los Santos, una antigua receta cuyo secreto está en la fritura de esa masa en forma de bolas, que duplica su tamaño en la sartén si se hace de la manera correcta, algo que depende principalmente de la temperatura del aceite. Aunque ahora los tienes rellenos de nata, crema pastelera o trufa, los buñuelos de viento siguen siendo un bocado muy suave y ligero, de ahí que sea difícil limitarte a comer uno o dos.
dulces todos los santos
  • Panellets. Son propios de estas fechas sobre todo en Cataluña y Baleares. Están hechos también a base de almendra, partiendo de una masa similar al mazapán a la que, en algunos casos, se añade boniato triturado. Recubiertos con clara de huevo y piñones (o almendras) y transcurrido el tiempo de cocción de horno, son perfectos como postre o merienda.

Son solo tres ejemplos de la rica y variada repostería que puedes probar en estos próximos días, porque hay muchos más, desde los pestiños, indispensables en el sur de España, hasta la tradicional Fogassa de Tots Sant, una especie de coca elaborada con boniatos, que se toma en muchas localidades de la Comunidad Valenciana.

0

No hay comentarios ¿Te animas?