Cultura

De visita al Real Sitio de Covadonga y su espectacular basílica

Carlos Losada

Foto: Carlos Losada

Domingo 14 de julio de 2019

2 minutos

Un 30 de julio comenzaron las obras de este templo situado cerca de la Santa Cueva

Basílica de Covadonga

Si hay un lugar en España que tiene un halo legendario ese es Covadonga, donde se produjo la derrota del ejército árabe ante un pequeño contingente comandado por un caudillo astur llamado Pelayo.

Aquello supuso el inicio del primitivo Reino de Asturias, el primero de los reinos cristianos que aparecieron tras la invasión musulmana de la Península. Desde esa victoria, Covadonga se convirtió en un lugar de peregrinaje para la gente de Asturias y del resto de territorios, pues la leyenda cuenta que fue la aparición de la virgen la que decantó la victoria entre las filas cristianas.

Pelayo

 

Por ello, la cueva natural que caracteriza tan bello paraje siempre ha sido un lugar de culto, llegándose a construir incluso una iglesia de madera que terminaría incendiándose en el año 1777.

Una imagen icónica

La cavidad en la roca no es la única postal característica de este Real Sitio, sino que sobre un pequeño monte cercano se eleva majestuosa la Basílica de Santa María la Real, templo del que se comenzaron las obras el 30 de julio de 1877, un siglo después del citado incendio.

La historia de la construcción de esta bella basílica neorrománica es un cúmulo de complicaciones. Desde el desmonte y creación de la explanada donde debía situarse, hasta la falta de un plano arquitectónico en el que basarse. Esto fue así porque la idea correspondía a Roberto Frassinelli, un alemán con gran capacidad para el dibujo pero que no tenía conocimientos de arquitectura. De modo que esa labor recayó en Federico Aparici y Soriano.

Basílica de Covadonga

El resultado fue la construcción de una basílica con piedra rosácea y marmórea que había sido extraída de las montañas adyacentes. Se compone de una nave central y tres ábsides escalonados, además de dos torres que dan paso al pórtico. Eso sí, tardaron la friolera de 24 años para concluir las obras, pues hasta el 7 de septiembre del año 1901, el obispo Martínez Vigil no la dio por terminada, siendo nombrada basílica por el papa León XIII.

Si visitas Covadonga

El trayecto que debes recorrer para ver todos los puntos de interés del Real Sitio de Covadonga, que se sitúa a unos 11 kilómetros de Cangas de Onís, es el que lleva desde la Basílica hasta las Santa Cueva, pasando por el Monasterio de San Pedro, la Casa Capitular de dicho monasterio, el Museo, la estatua de Don Pelayo, la campanona y el obelisco.

Santa Cueva

Y claro está, si tienes oportunidad es recomendable ascender en coche o mediante alguna excursión en autobús hasta los famosos Lagos de Covadonga.

Lagos de Covadonga

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?