Sociedad

Estos son los 6 grupos de personas que no deben beber cerveza

María Bonillo

Foto: Bigstock

Martes 5 de julio de 2022

3 minutos

Sufrir algunas patologías puede provocar que su consumo afecte negativamente a la salud

Estos son los 6 grupos de personas que no deben beber cervezas. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Martes 5 de julio de 2022

3 minutos

Tomar cerveza se ha convertido en un pequeño placer de nuestra rutina que puede costar dejar, aunque no sea muy beneficioso para ciertas personas. De hecho, se desaconseja para algunos grupos, por determinadas circunstancias. 

A la hora de relajarnos al final del día o en las reuniones con amigos o familia, es difícil decir que no a una cerveza, sin embargo, algunas personas deberían tener en cuenta algunos de sus efectos en la salud para que esta bebida no provoque más malestar que satisfacción. El Dr. Jonathon Kung, gastroenterólogo de Mount Sinai, en Estados Unidos, explicaba a Eat This, Not That! cuáles son los seis grupos de personas que deberían replantearse el consumo de cerveza. 

 

Estos son los 6 grupos de personas que no deben beber cerveza. Foto: Bigstock

1. Personas con antecedentes de diabetes o prediabetes

Aunque la lista de ingredientes de la cerveza no siempre menciona el azúcar como uno de ellos, ya que se crea naturalmente cuando los granos fermentan con la levadura, es importante recordarlo, pues la cerveza puede provocar rápidamente un aumento del nivel de azúcar en sangre. Si se toma en ayunas, provocará un aumento de la insulina, lo que podría causar hipoglucemia. 

2. Personas que intentan perder peso o que tienen sobrepeso

Si queremos perder peso, la cerveza será una de las bebidas que deberemos mantener alejadas, ya que, al contener entre 100 y 200 calorías y tener poco valor nutricional, dificultará esa pérdida de peso, sobre todo en los hombres. 

3. Personas con sensibilidad al gluten o antecedentes de enfermedad celíaca

También deberán evitar la cerveza aquellas personas que siguen una dieta sin gluten, ya que puede provocar problemas digestivos, como inflamación del intestino, que provocaría síntomas gastroestinales. 

4. Personas con antecedentes de síndrome del intestino irritable (SII)

Aquellos que padecen síndrome del intestino irritable saben lo desagradables que son los problemas estomacales. En este sentido, la cerveza, que a menudo provoca hinchazón, diarrea, gases o dolor abdominal, no es para nada aconsejable para estas personas, ya que puede irritar la pared del intestino y causar retención de líquidos

5. Personas con antecedentes de enfermedad hepática crónica o cirrosis

Para las personas que sufren una enfermedad hepática o cirrosis tampoco es recomendable, ya que cuando el alcohol es metabolizado por un hígado ya irritado, puede provocar que el daño al parénquima del hígado sea mayor, lo que a su vez podría conllevar a una disminución de la función hepática

6. Paciente con antecedentes de acidez estomacal

Por último, en lo que se refiere a prevenir la acidez estomacal, la cerveza debe tenerse en cuenta por su efecto al debilitar la capacidad de cierre del esfínter esofágico inferior (que separa el estómago del esófago), lo que provocaría que más ácido se revierta en el esófago y provoque síntomas de acidez estomacal.

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor