Política

El PSC gana en votos, pero el independentismo logra mayoría absoluta

65ymás

Domingo 14 de febrero de 2021

9 minutos

Debacle de Ciudadanos y entrada con fuerza de Vox en el Parlament

Captura de pantalla 2021 02 14 a las 23.52.08
65ymás

Domingo 14 de febrero de 2021

9 minutos

El PSC y ERC empatan con 33 diputados en el Parlament, con el 99,10% de los votos escrutados de los comicios de este domingo, seguidos de Junts, con 32.

Con este porcentaje de voto escrutado, el PSC obtiene el 22,99% de los votos, ERC el 21,32% y Junts el 20,08%, y, al contrario que en las elecciones de 2017, los republicanos se sitúan por delante del partido de Carles Puigdemont.

Los partidos independentistas –ERC, Junts y CUP– alcanzan la mayoría absoluta de la cámara con 74 diputados, por encima de los 68 requeridos, y por otra parte, una alianza de izquierdas con los escaños de PSC, ERC y comuns consigue también esta mayoría, con 74 parlamentarios.

Vox entra por primera vez en el Parlament como cuarto partido en la cámara, con 11 diputados y el 7,68% de apoyos; la CUP con nueve y 6,68%, y En Comú Podem, con ocho y 6,86%.

Batacazo de Ciudadanos

Cs, ganador de las elecciones de 2017, pierde 30 diputados y se queda con 6 y un 5,56% de apoyos; seguido de PP, con tres diputados (uno menos) y el 3,85%, y según estos datos, el PDeCAT no entraría en el Parlament.

En las elecciones de diciembre de 2017, con un 79,09% de participación, ganó las elecciones Cs con 36 diputados y el 25,35% de votos; seguido de Junts, con 34 parlamentarios y el 21,66% de apoyos; ERC, con 32 diputados y el 21,38% de sufragios; el PSC, con 17 y el 13,86%; CatComú-Podem, con 8 y 7,46%, y la CUP y PP con cuatro diputados cada uno, y el 4,46% y el 4,24% de apoyos, respectivamente.

Resultados

Illa hace resurgir al PSC

El PSC, con el exministro de Sanidad Salvador Illa a la cabeza, ha logrado rentabilizar el llamado 'efecto Illa' y convertirse en la fuerza más votada en las elecciones catalanas de este domingo. No obstante, los socialistas catalanes se han quedado empatados a escaños con ERC, con 33 asientos en un Parlament en el que las fuerzas independentistas vuelven a sumar mayoría absoluta, y la formación de un nuevo gobierno catalán se presenta complicada por los vetos cruzados.

El PSC ha cosechado en las elecciones de este domingo 14 de febrero más del 23% de los apoyos, cumpliéndose así las predicciones de la mayoría de las encuestas y también sus expectativas. De hecho, contaban con la posibilidad de que volviera a repetirse la situación que ya vivieron en 1999 y 2003, cuando fueron primeros en votos pero no en escaños, por los efectos del sistema electoral, que proporcionalmente reparte más asientos en Girona, Lleida y Tarragona.

La decisión del PSC de cambiar de cabeza de cartel a un mes y medio de las elecciones, tras la decisión del líder de la formación y ahora ministro, Miquel Iceta, de dar un paso atrás en favor de Illa, supuso un revulsivo en la campaña electoral. Sin embargo, finalmente no ha sido lo suficientemente fuerte para dar un vuelco al tablero político que facilite un Gobierno encabezado por los socialistas, ante la resistencia que han demostrado tener las fuerzas independentistas.

Eso sí, los socialistas catalanes han logrando un gran resultado, al doblar sus apoyos respecto a las elecciones de 2017, cuando obtuvieron su segundo peor resultado histórico con 17 escaños, la cuarta posición y el 13,8% de los votos; una debacle que comenzó en 2012 coincidiendo con el auge del independentismo, y que les hizo tocar fondo en 2015, con 16 escaños y el 12,7% de los apoyos.

Illa se presentará a la investidura

Salvador Illa

El candidato del PSC a la Presidencia de la Generalitat ha asegurado este domingo que se presentará a la investidura y ha asegurado que "el cambio es imparable".

"La victoria clarísima del PSC en votos tiene un significado muy claro: el de pasar página y abrir una nueva en Cataluña, de cambio. De cambiar para reencontrarnos, de reencontrarnos para avanzar, para volver a escucharnos, a mirarnos, a encontrarnos", ha clamado en una comparecencia telemática para valorar los resultados de las elecciones.

Aunque ve el cambio imparable, ha advertido de que la victoria es un gran paso hacia adelante, pero solo el primero, porque habrá más, ha dicho: "Cataluña ha vuelto esta noche. La Cataluña de siempre, la que nunca se fue".

En su discurso, Illa se ha emocionado en el momento en el que ha dado las gracias a su mujer y a su hija por el apoyo recibido durante la campaña.

Vox entra con fuerza

Vox ha superado con creces sus objetivos en las elecciones catalanas celebradas este domingo. No solo ha logrado representación por primera vez en el Parlament sino que además lo hace como cuarta fuerza política y por delante de PP y Ciudadanos. Este resultado da fuerza a su presidente, Santiago Abascal, para disputar al 'popular' Pablo Casado el liderazgo de la oposición al Gobierno de Pedro Sánchez.

Vox suma 11 diputados y se coloca solo por detrás de PSC, ERC y Junts; así ha logrado hacerse con el liderazgo del centro derecha en Cataluña la primera vez que se presentaba allí a las urnas en unas elecciones autonómicas.

Durante la campaña, los de Abascal decían que su objetivo era entrar en el Parlament y, si era posible, formar grupo parlamentario propio, lo que han conseguido ampliamente (para tener grupo se requieren cinco diputados y han obtenido 11); aunque en privado reconocían que el éxito sería superar al PP.

El líder de los 'populares', Pablo Casado, rompió públicamente con Abascal en la moción de censura debatida en el Congreso en el mes de octubre y esta era la primera vez que ambos partidos se medían en las urnas.

Vox se presentó a las elecciones catalanas ofreciéndose como única alternativa "real" al independentismo y un mensaje con un marcado carácter anti inmigración. Pero los últimos días antes de la votación han estado además marcados por la violencia sufrida por sus dirigentes y simpatizantes en casi todos sus actos.

Todo el partido se ha volcado en estos comicios y el propio Abascal ha pasado en Cataluña más de la mitad de la campaña arropando a su candidato, Ignacio Garriga, hasta ahora portavoz adjunto del partido en el Congreso.

El éxito de Vox en Cataluña ha tenido reflejo en todo el territorio, ya que ha logrado escaños por las cuatro provincias. En las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019 obtuvo un porcentaje de voto del 6,33 por ciento, casi un punto y medio inferior al de este 14 de febrero.

Con el resultado de este domingo, Vox está ya presente en un total de trece parlamentos autonómicos: Madrid, Murcia, Castilla y León, Cantabria, Aragón, Valencia, Asturias, Baleares, Andalucía, Ceuta, Melilla, País Vasco y Cataluña. Mientras, son seis las comunidades en las que no ha logrado aún representación: Canarias, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja y Galicia.

Podemos aguanta

Podemos, mediante la candidatura liderada por Jéssica Albiach (En Comú Podem) se encamina a retener sus ocho escaños en el Parlamento catalán  y, con ello, y recupera sensaciones con respecto a la debacle que supusieron para esta formación política los comicios vascos y gallegos en los que sufrieron un importante correctivo electoral.

Sin embargo, la formación no ha logrado aumentar sus resultados, objetivo al que aspiraban, y ha visto como la irrupción de Vox le ha superado en representación en Cataluña. La presencia de Podemos en el Gobierno de la nación no ha supuesto una mejora electoral para los comunes, al contrario del PSC que ha conseguido rentabilizar la candidatura del exministro Salvador Illa.

Sobre el autor:

65ymás

… saber más sobre el autor