Sociedad

Tecnología avanzada para envejecer en casa

Colaboración de Fernando Sánchez

Martes 23 de abril de 2019

1 minuto

El sector de la teleasistencia cuenta con dispositivos avanzados para lograrlo

"El uso de la tecnología es clave para acabar con la soledad"

Por primera vez en la historia el número de personas en el mundo de más de 65 años supera a las que tienen menos de 5. España no es ajena a este fenómeno. En 2033, uno de cada cuatro españoles tendrá 65 años o más. Las cifras de mayores que viven solos aumentarán hasta alcanzar los 5,8 millones en 15 años, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

A los mayores en esa horquilla de edad les gusta mantener su autonomía y continuar viviendo en sus casas, lo que trae a primer plano uno de los conceptos más demandados en la actualidad en el sector de la teleasistencia: “Aging in Place”, o el deseo de una gran parte de los mayores a envejecer en su propia casa, de forma independiente, sin perder autonomía y sintiéndose protegido en todo momento, tanto él como su propia familia.

La idea de envejecer en casa con plena seguridad para los mayores es ya una realidad gracias a que la tecnología que lo hace posible está más que testada. 

La teleasistencia avanzada permite la instalación de sensores en diferentes espacios estratégicos de la casa (cama, puerta, ventana, frigorífico…) que, gracias a la Inteligencia Artificial, aprenden durante un corto espacio de tiempo de los hábitos del residente y les permite lanzar alertas a familiares y cuidadores en centros de monitorización ante la detección de cualquier anomalía en sus rutinas diarias.

Esta tendencia, Aging in Place, está basada en una tecnología imperceptible y no intrusiva que permite a los mayores envejecer en sus hogares, donde han desarrollado la mayor parte de su vida y, además, en toda su plenitud y con la confianza y seguridad de que sus familiares directos, mediante una aplicación móvil, recibirán una alerta en el momento en que cualquier sensor reconozca una desviación en los hábitos diarios.

La tecnología está siendo la palanca que impulsa el salto de una teleasistencia reactiva hasta otros entornos completamente predictivos, capaces de predecir comportamientos para aumentar la protección de las personas mayores y poder garantizarles esa premisa de que una mejor vida siempre es posible.

0

No hay comentarios ¿Te animas?