Tecnología

Internet también contamina

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Jueves 1 de abril de 2021

3 minutos

Está previsto que las emisiones de CO2 generadas por internet alcancen el 4% durante este año

Internet también contamina. Router Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Jueves 1 de abril de 2021

3 minutos

Día a día tratamos de reducir las bolsas de plástico que utilizamos, cerramos el grifo del agua mientras nos cepillamos los dientes, reutilizamos botes de cristal y una larga lista de acciones para conservar el medio ambiente y dejar la menor huella ambiental y de contaminación posible. Sin embargo, ¿dejarías de utilizar Internet o reducirías su consumo? Por si no lo sabías, Internet también contamina.

Utilizar Internet supone utilizar miles de millones de kilómetros de cables, centros de datos y servidores, lo cuales provocan emisiones al medio ambiente.

Hay datos que apuntan que el uso de Internet generaba hace unos años el 2% del total de las emisiones de dióxido de carbono del planeta, un porcentaje que, según la consultora McKinsey, está previsto que aumente hasta el 4% durante este año.

¿Cuánto contamina enviar un email?

Enviar un simple email con un archivo adjunto de 1 Mb supone enviar a la atmósfera unos 19 gramos de CO2.

En este punto deberías preguntarte ¿cuántos emails envías al día? Quizás es el momento de replantearnos el uso que hacemos de ello, aunque bien es cierto que contamina menos que enviar una carta en papel, lo cual supondría el consumo de papel, gasolina del transportista, electricidad, etc.

Por su parte, una búsqueda en Google emite el equivalente a entre 5 y 7 gramos de dióxido de carbono.

Aunque el uso de Internet hace que reduzcamos las emisiones de CO2 procedentes de muchas otras cosas, no debemos pensar que Internet, por ser algo que no tocamos, es totalmente eco.

¿Cuáles son los objetos que utilizamos para Internet que contaminan?

Por ejemplo, para poder utilizar la red necesitamos ordenadores, tabletas, smartphones, routers, ente otros muchos objetos, cuya fabricación y uso emite emisiones.

Internet también contamina. Servidor Foto: bigstock

Por su parte, tanto los centros de datos y sus equipos, como los elementos y sistemas que componen las redes y nos proporcionan el acceso, tales como cables o antenas, también contaminan.

Pocas veces somos conscientes de que esos datos que vamos almacenando en la nube, requieren una cantidad de energía enorme.

En la actualidad hay más de 30000 millones de dispositivos conectados a Internet, según el informe Big Data 2015 de la OBS Business School.

Según Greenpeace, la huella ecológica ocasionada por el tráfico online equivale al 7% de la electricidad que se consume en todo el planeta. Según esta organización, si Internet fuera un país, sería el sexto más contaminante del mundo.

En general, son los servidores y la energía que necesitan para funcionar los que más contaminan, algo en lo que las grandes compañías están trabajando para hacer instalaciones energéticamente más eficientes, del mismo modo que son conscientes de la necesidad de poner en marcha mecanismos de producción más respetuosos con el medio ambiente.

¿Qué aportación puedo hacer?

Acciones tan sencillas como no dejar el ordenador suspendido, o la impresora o consola en stand by, apagar el interruptor de las regletas, apagar el televisor o el router, etc. pueden reducir nuestra huella.