Actualidad

La quinta ola lleva a algunas comunidades autónomas a volver a las restricciones

Andrés Ramos

Foto: Eduardo Sanz y Pau Venteo (Europa Press)

Miércoles 7 de julio de 2021

4 minutos

Varias regiones adelantan la vacunación de los jóvenes

EuropaPress 3830447 dos jovenes besan arranque no sanfermines julio 2021 pamplona navarra
Andrés Ramos

Foto: Eduardo Sanz y Pau Venteo (Europa Press)

Miércoles 7 de julio de 2021

4 minutos

Llevaban semanas advirtiéndolo los expertos: esto aún no ha acabado y haríamos muy mal en confiarnos. Pese a que la vacunación en España va a buen ritmo, en los últimos días se ha confirmado la tendencia ascendente del coronavirus, sobre todo por el importante aumento de contagios entre los más jóvenes. La cruda realidad de los datos nos sitúa ya ante una quinta ola del Covid. 

El panorama epidemiológico ha dado un vuelco en solo dos semanas. El 21 de junio España celebraba haber alcanzado la incidencia más baja desde el verano pasado, con 92 casos por cada 100.000 habitantes, y este lunes se ha multiplicado hasta llegar a 204. En total, 96.874 positivos en estas dos semanas.

Esta escalada en el número de casos registrados ha provocado que varias comunidades autónomas decidan dar marcha atrás en la desescalada. En ese sentido, el ocio nocturno es el gran damnificado. La primera región en retroceder en este ámbito ha sido Navarra, que, a las puertas de San Fermín, ha adelantado el cierre de discotecas, salas de fiesta, establecimientos con licencia de bar especial, cafés espectáculo, bingos y salones de juego a la 1 de la madrugada, en lugar de hasta las 4, como estaba vigente. 

Cantabria, por su parte, también ha tomado la decisión de cerrar los locales nocturnos a partir de este lunes en los 16 municipios de la región con un nivel de riesgo medio. Las localidades afectadas son Santander, Torrelavega, Castro Urdiales, Camargo, Piélagos, El Astillero, Santa Cruz de Bezana, Laredo, Santoña, Santa María de Cayón, Colindres, Marina de Cudeyo, Ribamontán al Mar, Bárcena de Cicero, Noja y Arnuero.

Medidas similares anunciaba este martes Cataluña, que vuelve a cerrar el ocio nocturno en espacios cerrados a partir de este fin de semana y durante los próximos 15 días. Sólo podrán abrir espacios que sean "totalmente en el exterior", tales como las carpas de verano. Además, para asistir o participar en actividades de cualquier naturaleza que reúnan a más de 500 personas, como fiestas mayores, actividades musicales o culturales, se requerirá un test de antígenos o un test PCR con una vigencia de 12 horas o el certificado de vacunación que corrobore que tienen la pauta completa de la vacuna. En cualquier caso, todas las actividades que se lleven a cabo deberán terminar a las 3 de la madrugada.

A estas tres regiones podrían sumarse en breve otras como Castilla y León, que propondrá al Gobierno la aplicación de un toque de queda general y adoptará "medidas quirúrgicas" que podrían pasar por el cierre del ocio nocturno. Andalucía, Galicia, Comunidad Valenciana o Murcia también estudian medidas en este sentido para los próximos días si los contagios siguen al alza, mientras que en Baleares se ha aprobado una extensión de las limitaciones de aforos de bares y restaurantes de Magaluf, en Mallorca, y Sant Antoni de Portmany, en Ibiza.

En Extremadura, por su parte, la vuelta de las restricciones pasa por cierres perimetrales. Concretamente, la Junta ha decidido confinar las localidades cacereñas de Malpartida de Plasencia y Torrejoncillo al encontrarse ambas en situación de riesgo muy elevado por el aumento de los contagios.

 

Ocio nocturno

La vacuna llega a los más jóvenes

Mientras la desecalada da marcha atrás en algunas autonomías, todas ellas se afanan por acelerar al máximo el ritmo de vacunación con el objetivo de que los jóvenes puedan estar inmunizados cuanto antes. Así, en distintas regiones se está solapando la vacunación de diferentes grupos de edad, inoculando ya a veinteañeros pese a no estar completos los grupos de 30 y 40 años.

En este sentido, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, advertía este lunes de que hay "un riesgo importante" de que se produzcan ingresos hospitalarios y muertes en personas de mayor edad vacunadas pero no inmunizadas si los contagios de Covid-19 siguen aumentando.

"Existe un riesgo importante de que si sigue aumentando la incidencia puede repercutir en los grupos de mayor edad más vulnerables, que pueden tener la posibilidad de no haberse inmunizado pese a haberse vacunado", alertaba el epidemiólogo del Ministerio de Sanidad en rueda de prensa, aunque puntualizando que se daría en "números pequeños".

La edad media de los casos ahora mismo es alrededor de los 30 y 35 años, independientemente de la variante, según Simón, que insistía en que "cuanto mayor sea la transmisión en grupos no vacunados, más posibilidades hay de que personas vacunadas no inmunizadas entren en contacto con el virus y se puedan tener algunos cuadros más graves". 

Por ello el epidemiólogo pedía a los grupos no vacunados, fundamentalmente jóvenes, "un esfuerzo más superior al del resto de la población, o al menos mucho más largo".

Sobre el autor:

Andrés Ramos

Andrés Ramos

Andrés Ramos es licenciado en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y redactor especializado en temas de política y sociedad. Ha trabajado en diferentes medios, como la agencia de noticias Europa Press o el diario digital La Voz Libre. También tiene estudios en marketing digital, posicionamiento SEO y redes sociales.

… saber más sobre el autor