Consejos

Los consejos de Harvard para mantener el cerebro joven

María Bonillo

Foto: Bigstock

Martes 8 de noviembre de 2022

4 minutos

El deterioro cognitivo es una de las consecuencias más temidas del envejecimiento

Los consejos de Harvard para mantener el cerebro joven. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Martes 8 de noviembre de 2022

4 minutos

El envejecimiento afecta a la función del cerebro conforme pasan los años. Con el tiempo se han ido realizando diversos estudios que tratan de encontrar opciones frente al deterioro cognitivo, común en edades más avanzadas y una de las consecuencias más temidas del envejecimiento. Hasta el momento, se han descubierto algunos motivos que pueden estar relacionados con el desarrollo del deterioro cognitivo en mayor o menor medida. Igualmente, la Escuela Médica de Harvard (@HarvardHealthPublications) ha dado algunos consejos para ayudar a mantener la función cerebral por un tiempo más prolongado. 

 

Los consejos de Harvard para mantener el cerebro joven. Foto: Bigstock

1. Estimulación mental

Diversos estudios evidencian que las actividades cerebrales estimulan nuevas conexiones entre las células nerviosas, incluso pueden ayudar al cerebro a generar nuevas células. Por ello, es recomendable cualquier actividad mentalmente estimulante, como realizar cursos, leer, gimnasia mental, crucigramas o problemas matemáticos, dibujar, pintar u otras manualidades. 

2. Hacer ejercicio físico

Ejercitarse físicamente también ayuda a la mente, según diferentes investigaciones. En concreto, "los animales que hacen ejercicio regularmente aumentan la cantidad de diminutos vasos sanguíneos que llevan sangre rica en oxígeno a la región del cerebro responsable del pensamiento", señalan. 

Así, el ejercicio también puede ayudar a estimular el desarrollo de nuevas células nerviosas y aumentar las conexiones entre ellas, lo que favorecerá un mejor rendimiento cerebral. Además, el ejercicio reduce la presión arterial, mejora los niveles de colesterol, ayuda a equilibrar el azúcar en la sangre y reduce el estrés mental, "todo lo cual puede ayudar tanto al cerebro como al corazón". 

3. Mejorar la alimentación

Este es beneficioso tanto para la mente como para el cuerpo, ya que aquellas personas que siguen una dieta saludable, como la mediterránea, tiene menos probabilidades de desarrollar deterioro cognitivo y demencia

4. Mejorar los niveles de azúcar, presión arterial y colesterol

La presión arterial alta en la mediana edad aumenta el riesgo de deterioro cognitivo en la vejez. De igual modo, la diabetes y los altos niveles de colesterol son un factor de riesgo para el desarrollo de demencia, lo cual se puede evitar con unos hábitos saludables. 

5. Aspirina en dosis bajas

Señalan que "algunos estudios observacionales sugieren que la aspirina en dosis bajas puede reducir el riesgo de demencia, especialmente la demencia vascular". Aunque añaden que será mejor consultar primero con el médico. 

6. Evitar el tabaco y el alcohol

Evitar el tabaco forma parte de las recomendaciones de salud para llevar unos hábitos de vida saludable y reducir los riesgos de desarrollar enfermedades en la vejez. Lo mismo ocurre con el alcohol, cuyo consumo excesivo está relacionado con un mayor riesgo de demencia. En el caso de decidir beber, recomienda un máximo de dos bebidas al día

7. Cuidar las emociones

Las pruebas de función cognitiva suelen ser más bajas en aquellas personas exhaustas, con falta de sueño, con depresión o ansiedad. Indican que estas puntuaciones bajas no tienen por qué significar un mayor riesgo de deterioro cognitivo en la vejez, "pero una buena salud mental y un sueño reparador son sin duda objetivos importantes". 

8. Proteger la cabeza de lesiones

Otro de los factores que aumentan el riesgo de deterioro cognitivo son las lesiones en la cabeza, de moderadas a graves, incluso si no son conmociones cerebrales diagnosticadas. 

9. Fomentar las relaciones sociales

Por último, recomiendan establecer "fuertes lazos sociales", ya que estos se han asociado con un menor riesgo de demencia, una presión arterial más baja y una mayor esperanza de vida. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor