Practicopedia

4 consejos para lograr alejar de nuestra vida a las personas tóxicas

Anna Blanco

Foto: bigstock

Jueves 30 de julio de 2020

3 minutos

Relacionarnos con ellas nos perjudica y quizás deberíamos plantearnos si es mejor evitarlas

4 consejos para lograr alejar de nuestra vida las personas tóxicas

Una 'persona tóxica' se puede definir de una forma muy escueta como aquella que nos genera malestar al relacionarnos con ella. Es decir, sería lo contrario de aquella relación que nos aporta bienestar, con la que disfrutamos de su compañía y salimos ganando porque, en definitiva, somos más felices. El malestar puede venir por diferentes motivos: la persona tóxica nos manipula, contagia su pesimismo, nos miente, etc pero lo que es común es que el trato con ella, sea consciente o inconscientemente por su parte, nos provoca emociones negativas.

La diversidad de motivos que puede generar el malestar se debe a que también son diversos los tipos de personalidad tóxica con los que podemos toparnos en nuestras relaciones familiares, amistades o entorno social o laboral. Por poner unos ejemplos, los expertos hablan de persona tóxica:

  • Víctima. Siempre está sufriendo y se muestra pesimista en todas las situaciones. Es una de las personas tóxicas más habituales y al tratar con ellas nos contagia su pesar por sus 'problemas'. 
  • Negativa. Consigue transmitir su pesimismo a cualquier persona que se acerque. Para esta persona el vaso siempre está medio vacío y puede aportar preocupación y un punto de vista negativo a cualquier situación. 
  • Posesiva. Siempre nos dice qué hacer y cómo hacerlo. No nos permite decidir por nosotros mismos y si lo intentamos, probablemente lo hacemos mal o no aprueba nuestra decisión o iniciativa.
  • Egoísta. Solamente piensa en sí misma y no tiene en cuenta los sentimientos del resto de personas de su entorno.
  • Manipuladora. Nos controla o miente para obtener lo que quiere. 
  • Envidiosa. No es capaz de estar satisfecha con lo que tiene porque constantemente se compara con los demás y siempre considera que lo de estos es mejor. 
  • Retorcida. Es una persona que le da un doble sentido a las cosas o sucesos y los tergiversa hasta deformarlos, siempre desde un punto de vista negativo. Lo normal para ella es malpensar de lo que le rodea.  
bigstock Two Offended Old Women Reading 349976473

¿Cómo librarse de una persona tóxica?

  1. La opción más sencilla y directa es la de alejarse ydejar de tener relación con ella. Y es que para evitar las emociones negativas y el mal ambiente que se genera cerca de las personas tóxicas, no hay mejor solución que evitarlas, es decir, cortar por lo sano si hemos llegado a la conclusión de que esta persona no nos conviene porque no nos aporta nada positivo a nuestra vida. 
  2. Pero, a menudo, esta solución puede ser difícil de llevar a cabo si, por ejemplo, se trata de un familiar o persona muy cercana. Así que otra opción es reducir el contacto con esta persona en la manera de lo posible. Por ejemplo, si es un amigo o amiga, intentar reducir el número de planes con esta persona o asegurarnos que se trata de salidas en grupo con lo que la relación no será tan personal y directa. 
  3. Pongamos que el contacto con la persona tóxica es inevitable e, incluso, frecuente. Entonces el siguiente consejo pasa por saber gestionar la situación con una habilidad social clave como es la asertividad y que se define como 'la habilidad de expresar nuestros deseos de una manera amable, franca, abierta, directa y adecuada, logrando decir lo que queremos sin atentar contra los demás. Negociando con ellos su cumplimiento'. Es decir, la asertividad nos permite interactuar con los demás sin permitirles que invadan nuestro espacio. Por tanto, es una herramienta clave para saber marcar límites a las personas tóxicas. Además, debemos trabajar a la vez la confianza en uno mismo y la autoestima para ganar en fortaleza y tranquilidad para tratar a esta clase de personas.  
  4. Y, por último, otro consejo para mejorar la relación con una persona tóxica es directamente ayudarla a que deje de serlo. Tratar, con mucha paciencia y comprensión, darle la vuelta y hacerle ver aquella actitud negativa que la convierte en una persona tóxica para trabajarla conjuntamente. No siempre es posible, pero si esa persona es importante para nosotros puede valer la pena intentarlo. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?