Sociedad

Relaciones de pareja tras la jubilación

Psikered

Lunes 24 de junio de 2019

2 minutos

Es importante que la pareja renegocie sus roles, tareas y responsabilidades

Relaciones de pareja tras la jubilación

La llegada de la jubilación conlleva cambios significativos en la pareja. Si bien hace unas décadas solía ser solo el hombre quien afrontaba el final de la vida laboral, actualmente, en más del 50% de las parejas, son sus dos integrantes quienes lo hacen. Cuando las relaciones entre ellos son satisfactorias, ambos intentan hacer coincidir sus jubilaciones, en la medida de lo posible, adelantándolas o retrasándolas con este fin. Pero hay casos en que, por diversos motivos, no pueden hacerlo, como cuando existe una diferencia de edad considerable entre ellos, o cuando sufren problemas de salud, o por la propia trayectoria laboral y los años cotizados, el nivel de ingresos familiares, el hecho de tener que cuidar a padres o familiares dependientes, etc. En estos casos, suele ser el hombre quien retrasa la jubilación y la mujer quien la adelanta.

De cualquier forma, la jubilación es un momento vital crítico, caracterizado por cambios significativos; uno de los principales tiene que ver con el foco que determina la estructuración del tiempo, que se desplaza del entorno laboral al doméstico. Por otra parte, existen factores psicológicos que facilitan o dificultan la adaptación a los cambios, como pueden ser el apego que cada uno de los miembros de la pareja tenía a su trabajo, las expectativas acerca de la jubilación y, en general, de aquello que les depara el futuro, los hobbies y aficiones, los roles que cada uno de ellos asume en la pareja…  Además, si tenemos en cuenta que cada persona es distinta y su vivencia de la jubilación también lo es, el conflicto está servido. Por ello, es importantísimo que, en este momento de la vida, la pareja renegocie sus roles, tareas y responsabilidades para vivir esta etapa con plenitud.

Ahí van algunos consejos:

  • Hablar sobre lo que cada uno desea para sí mismo, para el otro y para la pareja.
  • Establecer acuerdos que faciliten la convivencia: rutinas del día a día (comidas, salidas, etc.) reparto de tareas del hogar, etc.
  • Respetar el espacio individual e íntimo de cada uno.  Recordad: vivir en pareja no significa tener que pasar juntos el 100% del tiempo.
  • Cultivar vuestras aficiones y manteneros activos.
  • Desarrollar hábitos de vida saludables: ejercicio físico, alimentación sana, meditación, etc.
     


Psikered. Red Nacional de Psicólogos que ofrece servicios profesionales de atención y asistencia psicológica y promoción de la salud con cobertura en toda España, trabajando para las personas, familias, empresas e instituciones.

0

No hay comentarios ¿Te animas?