Practicopedia

Consejos para un buen cambio de armario antes del fin del confinamiento

N. Abril

Domingo 10 de mayo de 2020

3 minutos

Consejos para un buen cambio de armario antes del fin del confinamiento

Cuarentena. Ha sido una de las palabras más repetidas en los últimos meses. 40 días que se han convertido en 71 –de momento– tras la cuarta prórroga del estado de alarma aprobado por el Congreso.

Eso quiere decir que, por lo menos, hasta el 24 de mayo seguiremos saliendo a la calle poco. También quiere decir que es muy probable que cuando ya podamos salir más horas haga un calor importante. Vamos que el conocido 40 de mayo estará muy cerca y ya no será tiempo de sayos.

¡Aprovecha, pues, para cambiar el armario! Pero, además, hazlo bien. ¡Este año no tienes excusas para no hacerlo detenidamente! Te damos algunos consejos:  

UNO, VACÍA Y LIMPIA

Saca todo lo que tengas en el armario y colócalo encima de la cama. Esto te permite dos cosas: ver todo lo que tienes sin que nada se te pueda escapar y limpiar a fondo un espacio para el que se necesita un tiempo que no siempre tenemos. Además, según los expertos este tipo de limpieza transmite una sensación de “vuelta a empezar”, de segunda oportunidad para ordenar bien las cosas que genera bienestar y nos llena de buena energía.

DOS, CLASIFICA

Como tienes toda la ropa y complementos fuera del armario es el momento de agruparlos siguiendo una sencilla clasificación: me lo quedo, lo vendo o lo dono, lo tiro. En el grupo vender o donar se abren múltiples opciones desde las conocidas aplicaciones o webs de venta de artículos de segunda mano, hasta donar a otro miembro de la familia o amigos. Para tomar la decisión de tirar te recomendamos que te hagas algunas preguntas como ¿cuántas veces me lo he puesto en el último año? ¿me siento bien cuando lo llevo? o directamente márcate un @mariekondo, sigue a esta gurú del orden.

TRES, RETIRA LOS EXTREMOS

Es el cambio de armario propiamente dicho. Retira las prendas extremas de temporada. Es decir, si vamos camino del verano ya puedes guardar toda la ropa y complementos de abrigo, “lo gordo” que diría mi madre. Para almacenarlas es preferible, antes que las cajas, usar fundas de tela o de plástico que respiren y meter la ropa con doblado vertical porque se compartimenta mejor y se arruga menos.

CUATRO, MÁXIMO RENDIMIENTO

Para ir viendo la luz (o la cama donde tienes todo) comienza por colocar aquellas prendas que van en perchas: camisas, vestidos, chaquetas, faldas, shorts y pantalones de vestir. Si es posible, y siguiendo un principio básico del mundo armario: “lo que no se ve, no se usa”, te aconsejamos que pongas una prenda por percha y que escojas la percha adecuada a cada prenda. Mejor usar perchas antideslizantes y con hombreras para dar la forma a la chaqueta o a las blusas y camisas, aunque para estas dos últimas es mejor usar una percha fina que ocupa menos espacio. Las de barra son las más apropiadas para pantalones.

El resto de las prendas deberían ir dobladas: camisetas, sudaderas, algún jersey y los pantalones que no son de vestir lo mejor es hacer un doblado vertical y meterlo en cajones. Si tu armario es de los que no tienen muchos cajones, puedes “cajonizar” las baldas usando esas cajas de diferentes tamaños que se compartimentan en cajones.

QUINTO, TURNO PARA LOS COMPLEMENTOS

¿Qué pasa con esas prendas que generalmente tienen un uso corto durante la temporada? Es el caso de los bañadores en verano o los gorros y bufandas en invierno. Te proponemos que los saques fuera del armario. Elige una bonita cesta, dobla estas prendas —incluso puedes darle algunas formas diferentes, por ejemplo, a los pañuelos— y colócalo a la vista en la cómoda, en una estantería o en alguna parte más visible del armario. Este consejo también es aplicable a la joyería o bisutería para las que puedes elegir un bonito clasificador o joyero y mantenerlo a la vista.

Las cestas blandas también te pueden servir para almacenar los bolsos y colocarlas dentro del armario encima de la cajonera.

SEXTO, TU TOQUE PERSONAL

Y para terminar… no olvides tu toque personal. Una de las sensaciones sensoriales más reconfortantes es aquella que nos transporta a un espacio con solo olerlo. ¿Cuántas veces lo has sentido cuando te has puesto un pañuelo y has sentido que lo reconocías como tu olor? No dudes en aromatizar su armario, con saquitos de tu olor preferido o con pastillas de jabón o incluso con tu propia colonia.

Y ya está. ¡Preparados para el 24 o el 40 de mayo!

  • bigstock Spring Cleaning Of Closet Ver 363509878

     

  •  
  •  
0

No hay comentarios ¿Te animas?