Dónde

¿A punto de hacer el cambio de armario? Dónde llevar la ropa que ya no necesitas

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Jueves 3 de octubre de 2019

2 minutos

Con la llegada del frío propio del otoño, toca guardar las prendas más veraniegas de tu armario

Dónde llevar la ropa que ya no necesitas

A pesar de que el calor todavía va a permanecer unas semanas en algunos puntos de la Península, el verano es cosa del pasado y aunque queramos aprovechar el buen tiempo que nos queda, lo cierto es que la bajada de las temperaturas ya es un hecho, al menos durante las noches. Motivo por el que muchas personas ya han hecho el cambio de armario, guardando los pantalones cortos, las sandalias y los bañadores, y dejando hueco a las chaquetas de entretiempo y el calzado cerrado.

Este proceso sirve también para revisar todas tus prendas y decidir de cuáles te deshaces, ya sea por su mal estado, tu escaso interés hacia ellas o la gran cantidad de ropa que tienes a tu disposición. En este sentido, son varias las opciones que hay disponibles para que tu ropa no acabe simplemente en la basura y pueda cumplir una labor muy distinta. ¿A qué alternativas hacemos referencia?

Dónde llevar la ropa que ya no necesitas

¿Qué puedes hacer con tu ropa usada?

  • Una de las más recurrentes es dejar tu ropa usada en los contenedores especiales que pertenecen a entidades o coperativas como Cáritas (@_CARITAS) o Roba Amiga (@robaamiga). Posteriormente, dichas prendas se entregan a personas necesitadas o se venden en tiendas de segunda mano, para obtener así el salario de los trabajadores que se encargan de seleccionar y tratar estas donaciones y que se encuentran en riesgo de exclusión social.
  • No obstante, también puedes ir directamente a los albergues o entidades sociales que aceptan este tipo de donaciones. Es el caso de Cáritas, Cruz Roja (@CruzRojaEsp) o la Fundación Humana (@HumanaSpain). Además, aunque muchos desconozcan esta alternativa, tiendas como Zara o H&M incluyen en sus instalaciones pequeños contenedores para después donar o reciclar la ropa usada.
  • Si las prendas que ya no quieres están todavía en perfecto estado, puedes sacar un dinero extra vendiéndolas en mercadillos, tiendas de segunda mano o a través de las aplicaciones móviles que han nacido con el mismo fin como, por ejemplo, Wallapop o Vinted. Incluso hay una web, No lo tiro, que te permite regalarlas sin más, promoviendo así una economía circular más accesible para todos los consumidores.
  • Si se te da bien la costura, también puedes darles una segunda vida y emplearlas para hacer otro tipo de prendas, como delantales, corbatas, pulseras e incluso objetos decorativos. ¡Da rienda suelta a tu creatividad!
0

No hay comentarios ¿Te animas?