Practicopedia

Cómo freír las croquetas para que el rebozado quede perfecto

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Martes 8 de junio de 2021

3 minutos

Si quieres un rebozado fino y crujiente, sigue estos consejos

Cómo freír las croquetas para que el rebozado quede perfecto Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Martes 8 de junio de 2021

3 minutos

La masa está perfecta y deliciosa, pero cuando llega el turno de la sartén… tus croquetas pierden todo el encanto. Si lo de freír croquetas no es tu fuerte, toma nota de estos consejos para que te queden perfectas.

Cuando freímos las croquetas corremos el riesgo de que se nos rompan, se queden huecas o de que el rebozado sea demasiado duro, entre otros problemas. A continuación, hacemos un repaso por los principales aspectos que debes tener en cuenta para que el rebozado de tus croquetas sea el mejor.

Aceite

Se trata de uno de los aspectos más importantes para un buen rebozado.

El aceite debe estar siempre limpio.

Lo ideal es que utilicemos la cantidad suficiente de aceite para cubrir totalmente o casi, toda la coqueta. Si no hacemos esto y utilizamos menos aceite del necesario tendremos que ir dándoles la vuelta a cada una de ellas, dificultando esta labor y corriendo el riesgo de que se queden ligeramente crudas o se rompan.

El aceite debe estar muy caliente antes de echar las croquetas. De lo contrario, si las incorporamos en la sartén con el aceite frío o templado, solo conseguiremos que se empapen de aceite, en vez de freírse correctamente.  

La temperatura ideal para un rebozado correcto debe ser en torno a los 175 grados. Si no tienes forma de saber la temperatura exacta, un truco es observar las burbujas que salen del aceite en el momento en que coloquemos una croqueta para comprobarlo.

Forma

A la hora de lías las croquetas, es importante que estas sean de tamaños similares y redondas.  Así, al freírlas se harán por todas las partes iguales.

Cómo freír las croquetas para que el rebozado quede perfecto Foto:bigstock. Croquetas

Huevos

Respecto a los huevos que vamos a utilizar para el rebozado es importante que estos estén muy bien batidos.

Además, es importante cubrir bien de huevo la croqueta por todos los lados para que, a la hora de añadir el pan rallado, este se adhiera correctamente y no se abran mientras las freímos.

Nuestro consejo es batir durante al menos un par de minutos el huevo (o los huevos) y lo hagamos utilizando un cuenco bien hondo. Así cubriremos toda la superficie de lo que queramos rebozar sin esfuerzo.

Pan rallado

Se trata de otro de los puntos esenciales para un rebozado perfecto.

Para nosotros, el mejor pan rallado es el fino, de lo contrario, no se pegará con facilidad a la croqueta.

Preferimos evitar el añadir varias capas de pan rallado tal y como hacen algunas personas para cubrir toda la croqueta.

En este sentido, nuestro consejo para rebozar bien la croqueta con el pan rallado es utilizar un plato hondo con gran cantidad de pan rallado. De este modo, evitaremos que se quede alguna parte sin cubrir.

Reposar

El último paso que recomendamos para un rebozado perfecto es dejar reposar unos 15 minutos cada croqueta, una vez formadas y cubiertas con el huevo y el pan rallado.

Si sigues estos consejos, conseguirás unas croquetas deliciosas y con un punto perfecto de rebozado.

Sobre el autor:

Manuela Martín

Manuela Martín es redactora especializada en temas de salud y ocio.

… saber más sobre el autor