Practicopedia

Dime cómo es tu edredón y te diré cómo puedes lavarlo en casa

Manuela Martín

Jueves 15 de octubre de 2020

2 minutos

Dime cómo es tu edredón y te diré cómo puedes lavarlo en casa

Poco a poco va entrando el frío y es el momento de poner a punto nuestra ropa de hogar, y los edredones están incluidos en esta tarea. Lo ideal es lavarlos una vez al año y preferiblemente cuando haga buen tiempo para un secado más rápido y sencillo.

Una limpieza correcta nos ayudará a evitar malos olores, eliminar la acumulación de ácaros, prevenir reacciones alérgicas y, lo que aún es más importante, que nos dure mucho tiempo.

Lo primero que debes tener en cuenta es si se trata de un edredón sintético o de plumas y ante la duda, siempre mirar la etiqueta con las recomendaciones del fabricante. La única diferencia entre un edredón de plumas o sintético es que el segundo puede lavarse con mayor frecuencia y admite mayores temperaturas de lavado. Además, a la hora del secado, el sintético requiere menos tiempo que el nórdico de plumas.

Lo siguiente que debes observar es el tamaño ya que eso determinará si optamos por lavarlo en la lavadora, bañera, tintorería o servicio público de auto-lavado.

Lavadora

Si tu lavadora tiene una capacidad de carga de 6 o 7 kilos, podrás lavar sin problemas un edredón de cama individual pero para uno doble o de matrimonio necesitarás una lavadora de más de 8 kilos. El truco está en observar que al introducirlo en el tambor queda suficiente holgura. En caso contrario, tendrás que optar por una tintorería o un servicio público de auto-lavado, ya que podrías dañar el edredón y la lavadora.

Una vez que has comprobado que puedes utilizar este sistema de lavado, nuestro consejo es que, si se trata de un edredón de plumas, elijas un programa corto para ropa delicada con un centrifugado delicado y en agua fría. Usa detergente líquido y evita añadir suavizante o lejía.

Bañera

Si optas por lavarlo en la bañera, lo primero que debes hacer es armarte de paciencia, ya que es más laborioso.

Introduce el edredón en la bañera y ve cubriéndolo con agua tibia poco a poco para evitar bolsas de aire. Añade el detergente y ve moviendo el edredón cada poco tiempo para que se limpie correctamente por todos los sitios.

Una vez lavado, lleva la parte más tediosa: enjuagar y escurrir. Para quitar todo el jabón tendrás que enjuagarlo tantas veces como sea necesario. A la hora de escurrir, ayúdate presionando contra la bañera.

¿Cómo secarlo?

edredón

Sin duda, es la parte más importante para que nuestros edredones queden en perfecto estado y evitar que se produzca humedad en el relleno. Tienes dos opciones: secado al aire libre o secado en secadora.

Si optas por secarlo al aire libre deberás buscar un espacio suficientemente grande donde poder estirar el edredón lo máximo posible en posición horizontal para evitar que las plumas se apelmacen en los extremos. Deberás moverlo varias veces al día y evitar ponerlo directamente al sol porque pueden salir manchas.

Si por el contrario dispones de una secadora, ¡enhorabuena!, ya que es la opción más cómoda y recomendada. Lo único que deberás tener en cuenta es que el edredón quepa con holgura. Para lograr que las plumas se distribuyan correctamente por todo el interior del edredón, te recomendamos que introduzcas en la secadora 2 o 3 pelotas de tenis.

0

No hay comentarios ¿Te animas?