Practicopedia

¿Qué ropa puedo lavar con suavizante y cuál no?

Manuela Martín

Martes 13 de octubre de 2020

2 minutos

¿Qué ropa puedo lavar con suavizante y cuál no?

Si eres de los que quiere que toda su ropa tenga un tacto suave y un olor agradable y utilizas el suavizante en todas tus coladas, debes saber que este producto no sirve para todos los tejidos.

Los suavizantes están compuestos por unas sustancias que, además de perfumar la ropa, mejoran la suavidad y el acabado en tejidos de algodón, lino o cáñamo. Sin embargo, tienen un efecto más limitado en otras fibras naturales como la lana o el cachemir y, apenas actúan sobre las fibras sintéticas, como la poliamida o el poliéster. Teniendo en cuenta que la mayoría de las prendas son mezcla de fibras, el efecto suavizante en nuestra ropa queda bastante limitado.

No obstante, los suavizantes tienen su parte positiva, como eliminar la electricidad estática de las prendas, hacer que sean más fáciles de planchar (reduce el tiempo de planchado entre un 10-15%) o alargar la vida de algunas ropas, entre otros beneficios.

Por todo ello, si quieres utilizarlo y una vez conocido su efecto, vamos a tratar de explicarte en la práctica, aquellas prendas en las que no es recomendable su uso:

  • Ropa deportiva: el suavizante tapona la estructura entre las fibras y no deja transpirar bien, haciéndola menos resistentes a malos olores.
  • Lana: al aplicar suavizante sobre los tejidos de lana reducimos la capacidad natural que tienen de regular la humedad y la temperatura corporal.
  • Impermeables: el chubasquero o el abrigo de la nieve también pierden sus propiedades si utilizamos suavizante, ya que este daña la capa resistente al agua y hace que la prenda pierda todas sus propiedades para aislar del agua y la humedad. 
  • Bañadores: si aplicas suavizante sobre estos tejidos lo único que conseguirás es que den de sí.
  • Toallas y trapos: al lavar las toallas con suavizante pierden su capacidad de absorción y por lo tanto secarán peor. Lo mismo sucede con las bayetas y trapos de microfibra. Los mejores suavizantes son los que más reducen la absorción, llegando al 30%.
Estos son los motivos por los que deberías lavar la ropa nueva antes de usarla

Algunos consejos

No debemos exceder la cantidad recomendada, ya que no solo no potenciaremos el resultado, sino que además podemos conseguir el efecto contrario manchando la ropa y aumentando el impacto ambiental al usar más cantidad de producto.

También es importante que rompamos con el falso mito de que las sustancias utilizadas para suavizar tienen efectos dermatológicos dañinos para la salud. Solo algunas sustancias que usan para crear los perfumes sí pueden desencadenar alergias en personas sensibles.

Después de leer este artículo puedes sacar tus propias conclusiones a la hora de utilizar o no el suavizante. En el caso de que decidas dejar de hacerlo, te recordamos que existen remedios naturales para suavizar la ropa como el vinagre. Para ello, simplemente tienes que añadir un chorro de vinagre de limpieza en el cajetín del suavizante. Si cuando saques la ropa de la lavadora, tiene un ligero olor a vinagre, no te preocupes, porque desaparecerá cuando se seque.

0

No hay comentarios ¿Te animas?