Practicopedia

Cómo evitar los brillos al planchar

N. Abril

Miércoles 18 de noviembre de 2020

1 minuto

Cómo evitar los brillos al planchar

“No sé qué hago, pero toda mi ropa oscura tiene unos brillos que no sé de dónde salen”. ¿Has escuchado algo parecido a esto alguna vez? Tenemos la respuesta: los brillos de nuestra ropa —sobre todo la más delicada y fundamentalmente de color negro— vienen del momento en el que la planchamos. Pero tenemos algo más, tenemos algunos consejos para que esto no ocurra y que el brillo desaparezca sin que la prenda presente un mal aspecto.

Empecemos por unos conocimientos básicos: cuando ponemos la plancha sobre nuestra ropa estamos aplicando calor y presión lo que hace que las fibras y las arrugas se relajen. Si además las humedecemos con un poco de vapor o agua de la propia plancha conseguimos que esas fibras y las ondas se suavicen aún más. Pero, cuidado porque no a todas las prendas les viene bien esta técnica. Los sintéticos, si hace falta plancharlos, es mejor hacerlo en seco, mientras que algodón, lino y seda es mejor plancharlos húmedos.

Teniendo en cuenta esto ¿qué ocurre con los trajes o la lana que son los tejidos más propensos a hacer brillos? Al rescate un viejo conocido de los remedios caseros: el vinagre. Una cucharadita de vinagre en el agua de la plancha hará que los brillos no aparezcan.

Otra modalidad con el mismo remedio es pasar una esponjita con vinagre por toda la superficie y colocar un paño humedecido encima de la prenda. Esto actuará como protector del tejido y evitará los brillos.

Si prefieres no usar vinagre puedes hacerlo solo con un paño muy finito de algodón totalmente humedecido e ir mojándolo y escurriéndolo a medida que se va secando por efecto del calor de la plancha.

En el mercado

Si no te fías mucho de los remedios caseros o prefieres ir al mercado a ver si existen algunos productos que resuelven este problema de los brillos te indicamos dos opciones:

  • La suela protectora para la plancha que se acopla a su superficie y evita potenciales daños en tejidos delicados no solo los brillos, sino también las manchas y quemaduras.  
  • El paño de protección que no necesita ni ser mojado ni impregnado de ningún tipo de producto. Suele ser apropiado para tejidos delicados, como seda, nylon, pana, terciopelo y estampados texturizados o en relieve y además están hechos de malla transparente para que se pueda ver la prenda y tengamos mayor seguridad de por dónde estamos pasando la plancha.

A todas estas opciones podemos añadir otro consejo básico: es aconsejable planchar los pantalones, las camisas del revés y después cuando les demos la vuelta repasar las partes que aún puedan estar arrugadas. Si se da el caso que son prendas que llevan forro y, por lo tanto, no suelen quedar bien cuando las planchamos al revés es conveniente no apoyar la plancha con mucha fuerza sobre las costuras, pues se quedarán marcadas con un tono blanquecino.

bigstock Homework Close up Woman Iron 386911213

Ya tengo brillos

Pero ¿y si ya han aparecido? Los brillos de los tejidos de lana se quitan si los planchamos poniendo encima de la ropa un paño mojado en agua y amoniaco, otro clásico en remedios caseros.

También en este caso podemos recurrir al vinagre. Humedece sobre el brillo con vinagre blanco caliente, luego frótala suavemente con un paño húmedo y luego lava la prenda como de costumbre. Otra opción es, incluso, usar el vinagre en tus lavados habituales, en la lavadora. De esta manera, tus prendas mantendrán el color por más tiempo.

 

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?